La verdadera “gestión” de nuestros representantes y senadores

Agustín Ordoñez Gonzalez

Por : Agustín Ordoñez

Con tanta información y noticias que a diario y  toda hora nos llegansobre la“gran gestión”que en favor del departamentorealizan los congresistas del Putumayo y otros que consiguen votos aquí, por momentos parece que tuviéramosmás soluciones que problemas y necesidades. Sin embargo y a pesar de tanta supuesta gestión, nuestro departamento sigue hundiéndose y ahogándose en su problemática, en su atraso y en su corrupción doméstica y quienes padecemos esto seguimos cayendo en la trampa de la “gestión” mediática.

No hay nada que el gobierno haga, que no se lo atribuya alguno de nuestros ilustres representantes o senadores, aunque simplemente lo hayan mencionado en algún momento o cuando ya el gobierno lo había definido por su propia cuenta. Desde el envío de un oficio, la simple mención deltema en algún debate o en los micrófonos, hasta la consabida foto con el Presidente, el ministro o el funcionario correspondiente, todo vale para mostrar gestión en los medios y en las redes. Incluso el presupuesto general de la nación, que no menciona ninguna obra en particular, se utiliza como prueba de gestión.

En política y en politiquería las cortinas de humo son bastante frecuentes. El gran volumen mediático con el que se anuncia la supuesta gestión, ha servido para ocultar una verdad que los electores pasan por alto y que los congresistas, aficionados a hablar, nunca mencionan. Nos referimos a la gestión legislativa, aquella para la cual fueron elegidos, en la que se aprueba o desaprueba proyectos de ley para convertirlos en leyes o archivarlos. Aquella en la que generalmentele dicen SI a las leyes que nos joden yle dicen NO a las que podrían favorecernos. Esa en la que al momento de votar se olvidan del pueblo que los eligió y se acuerdan solo de sus propios y mezquinos intereses. Esta gestión permanece hábilmente refundida entre elogios y tristemente callada por aplausos. La mantienen oculta porque ha sido desastrosa, por decir lo menos. La cortina de humo publicitaria ha sido muy eficaz para su propósito, es un distractor para los putumayenses electores, quienes, inmersos en ese mar de propaganda y auto vanagloria y sumidos en la contienda política, nunca se han preocupado por conocerla y evaluarla ni se han dado cuenta del efecto que tiene sobre sus vidas.

Por ejemplo, ¿Les hemos preguntado alguna vez a nuestros representantes y senadores, cómo votaron las reformas tributarias que en el gobierno de Uribe subieron el IVA del 10 al 16% y en el de Santos del 16 al 19%? Cuando maldecimos al gobierno por la imposición de medidas económicas y sociales que nos agobian, ¿hemos pensado alguna vez que si los congresistas votaran diciendo que No a esas medidas,el gobierno no podría aplicarlas?

Sería bueno recordarlo al momento de elegir y votar. Toda decisión que toma el gobierno nacional, para bien o para mal, generalmente para mal, ha sido aprobada en el Congreso por los Representantes y Senadores y tiene incidencia directa sobre nuestras vidas, muchas veces sobre nuestros bolsillos, que es donde más nos duele. Los impuestos, el nefasto sistema de salud, los problemas y necesidades de la educación, todo proviene de decisiones de nuestros congresistas.

Para la muestra un botón. Ninguno de los dos representantes a la cámara por el Putumayo le dijo NO a la reforma tributaria que aumentó el IVA, o sea el impuesto que se le cobra a casi todos los productos de la canasta familiar y la encarecen. De los Senadores y Senadoras de Nariño y otros que consiguen votos significativos aquí y que aspiran a volver al Congreso tampoco ninguno votó en contra de dicha reforma.

Si evaluamos y calificamos la gestión legislativa de estos congresistas tendríamos que decir que es peor que mala. ¿Y esto es posible? se preguntarán algunos. Sí, es posible. Si únicamente dijéramos que no presentaron un solo proyecto de ley que le sirva a la gente, no sería tan grave. Si simplemente dijéramos que no hicieron nada, solo sería mala. Lo peor de todo es que, además de no hacer nada, lo que hicieron fue en contra de la gente que los eligió y que quieren que ahora los vuelva a elegir.

Recordemos otra cosa. No existe ninguna obra de infraestructura que sea realizada por congresistas. Las obras las financian, cofinancian y ejecutan los gobiernos, nacional, departamental y municipal, y algunas dependencias de estos.

En conclusión digamos que, conociendo el grave daño que nos han hecho y le han hecho al pueblo en el Congreso, que nos vengan ahora a decir que han gestionado y trabajado por nuestro departamento y que han conseguido cosas, equivale que nos claven una puñalada y luego nos coloquen una curita para tapar la herida.


Share This Post