Una caminata de 370 kilómetros contra la deforestación en la Amazonia

La travesía de 370 kilómetros entre San Vicente del Caguán y Mocoa iniciará el próximo 7 de febrero y culminará el 4 marzo.
Foto: Juan Diego Buitrago / Archivo EL TIEMPO

Hace un poco más de 20 años, José Alfonso Ovalle abandonó la ganadería y se propuso dedicar su finca, enclavada en el municipio La Montañita, Caquetá, a la conservación forestal. Hoy, esos potreros en los que antes pastaban decenas de cabezas de ganado se han regenerado a tal punto que son escenario de la Reserva Natural y Ecoturística “Las Dalías”, una joya del turismo de aventura que cuenta con 80 hectáreas en las que hay quebradas, cuevas y cañones.

A 27 kilómetros de ese lugar, en Florencia, Caquetá, Gloria Elsi Ángel Hurtado lidera un grupo de 200 familias de pequeños productores campesinos que años atrás se dedicaban a la tala y venta ilegal de madera, a la ganadería y a la minería, y que ahora tienen un emprendimiento productivo llamado ‘Mukatri’, basado en la siembra y transformación de frutos nativos de la Amazonía como el arazá, la cocona, el copoazú, el ají silvestre y el bacao con los que elaboran confites, galletas, mermeladas y salsas. Todo un modelo de negocio agroforestal que les permite conservar cuerpos de agua y bosques, y por el que recientemente resultaron ganadores del Premio Emprender Paz edición 2017.

Sus casos son apenas un par de los 168 negocios verdes desarrollados por habitantes del piedemonte amazónico que, mediante el ecoturismo, la producción agrícola sostenible y la creación de artesanías con altos estándares sociales y ambientales, intentan luchar contra la deforestación que históricamente ha azotado a su territorio. Proyectos que serán visibilizados por la iniciativa ‘Amazonía Emprendedora’, una caminata liderada por Julio Andrés Rozo y Johanna Botero, dos colombianos expertos en temas de emprendimiento sostenible, junto con el chileno Francisco Hernández.

Será una travesía de 370 kilómetros entre San Vicente del Caguán y Mocoa, que iniciará el próximo 7 de febrero y culminará el 4 marzo, en la que estos visionarios recorrerán 15 municipios en los que realizarán conferencias con expertos y talleres sobre marketing sostenible dirigidos a los emprendedores locales y líderes sociales con el fin de fortalecer sus capacidades en consumo sostenible, servicio al cliente y comunicación responsable. Además, liderarán jornadas de limpieza y cuidado de cascadas así como siembra de árboles en áreas degradadas.

La iniciativa cuenta con el apoyo de aliados como la Corporación Alemana para el Desarrollo (GIZ), Corpoamazonía, Visión Amazonía, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Cámara Verde de Comercio, empresas como Inlat, la Plataforma de Información y Diálogo para la Amazonía Colombiana y el Ejército Nacional a través de su programa ‘Fe en Colombia- Pasión Caquetá’.

“Esta caminata tiene dos objetivos: visibilizar y fortalecer las historias y los proyectos de los emprendedores que ayudan a combatir la deforestación en esa región y darles a conocer a los colombianos que ya hay un ambiente de seguridad en la zona y que se puede caminar por el Amazonas. Por eso, las tres columnas vertebrales de esta iniciativa son el turismo, el emprendimiento y la deforestación”, señala Julio Andrés Rozo, uno de los caminantes.

Solo en 2016, el país perdió cerca de 179.000 hectáreas de bosques naturales, siendo el Caquetá el departamento más impactado de todos

Solo en 2016, el país perdió cerca de 179.000 hectáreas de bosques naturales, siendo el Caquetá el departamento más impactado de todos con 26.544 hectáreas, seguido de Chocó, Meta, Antioquia, Norte de Santander, Guaviare y Putumayo.

“Los caqueteños están redescubriendo su territorio. Pero ellos mismos se dan cuenta de que, por ejemplo, en un día llegan unas 120 personas a visitar una cascada y dejan el lugar lleno de basura, entonces, están reconociendo la importancia de generar dinámicas de turismo sostenible para proteger esas joyas naturales y para que todos los colombianos puedan disfrutarlas con responsabilidad”, comenta Rozo.

De hecho, las iniciativas de turismo de naturaleza y los negocios verdes que ya están en marcha en la región serán capturadas en video por los caminantes mediante un cortometraje que producirán durante los 26 días de travesía y que luego, será difundido en las redes sociales.

“Queremos convertirnos en los embajadores de Caquetá en Colombia y contribuir a eliminar los estigmas asociados a la población caqueteña por el lastre que dejó el conflicto armado y la coca, romper prejuicios y empezar a posicionar al departamento en el país y en el mundo”, puntualiza Rozo.

REVISTA HUELLA SOCIAL-MEDIO AMBIENTE

Fuente : ElTiempo

Share This Post