Organizaciones sociales en Putumayo piden acompañamiento a líderes campesinos

Por: Jesús Bernal

Comunidades campesinas se encuentran en alerta luego de la muerte del líder Eliecer Carvajal de Puerto Guzmán en el medio Putumayo. Se ha pedido al Gobierno Nacional establecer protocolos de seguridad, considerando que líderes campesinos que han denunciado violaciones de derechos humanos, se convierten en blanco de señalamientos.

La misión de derechos humanos de organizaciones sociales, denuncia que cada vez es más difícil hacer los acompañamientos. La muerte de Eliecer Carvajal, fiscal de la Junta de Acción Comunal de la Vereda Caño Avena  (Inspección de José María) en Puerto Guzmán, ha generado la reacción de las organizaciones sociales en todas sus plataformas. Marcha Patriótica, La Meros y ANUC, entre otras, han solicitado reunirse de manera urgente con organismos del Gobierno Nacional, con el fin de revisar lo que está pasando y establecer un protocolo de seguridad para los líderes sociales.

Entre tanto, la labor de acompañamiento de las misiones de verificación sobre derechos humanos en el municipio de Puerto Guzmán, cada vez es más difícil.  Las garantías de seguridad para los campesinos  no están dadas en la región y las instituciones aún no están preparadas en esta fase del post conflicto.  Así lo  ha dado a conocer Andrea Alvis, profesional de apoyo en derechos humanos de la Mesa de Organizaciones Sociales. “Estamos todo el tiempo en ese diálogo, en generación de confianza en el territorio. Pienso que no es fácil después de tantos años de guerra, apenas han pasado 10 meses. La gente, pero sobre todo la institucional y la nueva arquitectura institucional que sale por el acuerdo final, no están preparadas para prevenir estas situaciones tan lamentables”.

La Asociación Nacional de Usuarios Campesinos ANUC en Putumayo, puso en evidencia la muerte de Eliecer Carvajal en Puerto Guzmán. Las contradicciones y la desinformación que se han generado desde las instituciones de la Fuerza Pública, han generado que las comunidades entren en una especie de pánico. “Es grave la situación de los compañeros comunales, el día de ayer fue asesinado el fiscal Eliecer Carvajal. Hace unas semanas habíamos  advertido que había serias amenazas sobre algunos dirigentes y no se tomaron las medidas pertinentes. En segundo lugar, nosotros tuvimos una reunión en La Carmelita, donde asistieron el Ejército y la Policía Nacional, las Farc y las Naciones Unidas, en esa reunión se pidió aclaración sobre las disidencias y se preguntó por alias “Colombino” del Frente 32, resultó que él estaba allá en la zona veredal (…) resulta que el día de ayer había una reunión en el Colegio Santa Teresa de Puerto Asís y las Farc no asistieron. Algunos líderes manifestaron que no lo hicieron porque consideraban que el Gobierno no les ha cumplido en temas de seguridad, ni desplazamiento. Entonces, uno como dirigente no sabe qué hacer”, comentó Eder Jair Sánchez, vocero de ANUC.

Para el delegado de derechos humanos de la Mesa Permanente en Putumayo, Wilmer Madroñero, era cuestión de tiempo lo que vendría contra los líderes campesinos. “Sabíamos que la situación iba a pasar a este estado en que se encuentra y cada día se va a tornar más difícil. Por eso nosotros hemos exigido que con el avance de los acuerdos, se analice el tema de seguridad. Debemos planificarlo. El Ministerio del Interior, el Ministerio de Defensa, todos los que hacen parte de la defensa de los derechos humanos, debemos sentarnos en el mismo escenario y elaborar un protocolo de seguridad para buscar los mecanismos y mitigar esta situación, que, día a día se va agravando más”.

Las organizaciones sociales, piden que las instituciones no omitan ningún elemento en relación al beneficio y cambio hacia la paz de manera real, empezando por el cambio del lenguaje de la guerra y la estigmatización, preparar y capacitar a cada uno de los ciudadanos y llegar a lo más grande que  es ponerse a la altura para hablar con la verdad.

Fuente : RadioNacional

Share This Post