Conoce la historia del pizzero que dejó todo para ayudar a los damnificados de Mocoa

Durante la noche del 31 de marzo y el primero de abril una avalancha de tres ríos arrasó con varios barrios de la ciudad de Mocoa, dejando, según el diario El Espectador, más de 300 muertos.

Juan Manuel López, el colombiano que activó redes de contacto para ayudar a refugiados
Esta catástrofe natural prendió las alertas por todo el país; despertando la solidaridad de muchos colombianos que a través de donaciones quisieron ayudar a los damnificados.

Pero una historia que sobresalió dentro de la tragedia fue la de Jesús Holguín, un pizzero de Pasto que lo dejó todo para correr a la capital de Putumayo.

Sin pensarlo dos veces, Holguín le dejó sus ahorros a su mamá y a su hermana para mantenerse mientras él viajaba a Mocoa, también cerró temporalmente su propio negocio de pizza mientras le daba una mano a quienes más lo necesitaban.

Según el mismo medio, Holguín fue rechazado por su falta de experiencia en el cuerpo de la Defensa Civil y la Cruz Roja, así que decidió trabajar en uno de los albergues poniendo sus conocimientos como cocinero a disposición de los afectados.

Lamentablemente, por orden del gobierno, las cocinas comunitarias tuvieron que cerrar y Jesús dejó Mocoa el 9 de abril.

El pizzero sueña con ser bombero para poder “hacer algo mejor para ayudar”.

Fuente : Pulzo

Share This Post