Diputados

Por : Felipe Alfonso Guzmán Mendoza

Por estos días he leído sendos debates de algunos diputados del Putumayo que, aupados por amigos y enemigos en las redes sociales, no han dudado en sacar sus cueros al sol para lucir bronceados en sus vacaciones.

Seis mujeres y cinco hombres representan a siete partidos políticos en la Asamblea Departamental. Ellas son bonitas sin excepción y eso ha generado algunos celos. En las recientes disputas públicas han atacado sin piedad a la más exitosa en redes sociales porque sus mayores logros, dicen sus detractores, son los centenares de “Me gusta” que tienen sus fotos en Facebook.

Unas más unas menos, creo que todas tienen las capacidades y el deseo de trabajar por el bien del departamento y de a pocos lo van logrando. Hay que entender que cada una representa a un sector importante de la comunidad y merecen nuestra comprensión y respeto.

De los diputados no voy a decir que son bonitos, porque no me gustan los hombres. Puedo decir, eso sí, que son líderes que ganaron su elección con todos los méritos por el liderazgo que tienen en sus sectores. Le dedico unos renglones a Euler Guerrero Acosta porque lo he visto en el ojo de la tormenta y es el único de los actuales asambleístas que fue diputado cuando yo fui gobernador.

Coincido con muchos que dicen en las redes que es poco propositivo y por vocación de su partido tiende a poner palos en las ruedas de los gobernantes de turno. Euler militó inicialmente en el conservatismo y posteriormente se convirtió en miembro del Polo; como diputado acudió a los órganos de control en mi contra y casi siempre votó en contra de mis iniciativas por valiosas que fueran. Me hubiese gustado verle defendiendo los recursos multimillonarios que mi administración reservó para importantes proyectos, los cuales fueron despilfarrados por los gobernadores encargados que me reemplazaron. Nunca supe por qué no defendió esos proyectos con la misma energía que atacó a mi gobierno.

A su favor debo decir que nunca me buscó para tramitar prebendas como suelen hacer algunos políticos de doble moral. También debo reconocer que es un diputado estudioso y asume su papel con mucha responsabilidad. A mi juicio, a pesar de sus lunares, pasa bien el examen porque es un buen diputado.

Para terminar, un par de respetuosas sugerencias: 1) después del fracaso en el nombramiento del Contralor, es hora de que los diputados den una explicación a la comunidad, y 2) la Asamblea debería preocuparse más por la seguridad del departamento. Asesinatos, secuestros, extorsiones y robos. En menos de quince días han asaltado y vaciado tres camiones en el Bajo Putumayo y pareciera que nadie hace nada por evitarlo.

Propongo también que celebremos las buenas acciones de esta corporación, porque creo que en adelante van a funcionar mejor. A propósito, aplaudo el nombramiento del Dr. Hugo Piedrahita como Contralor (E). Este mocoense es hombre probo desde su cuna.

Share This Post