Temor a que el Gobierno Nacional No cumpla en la reparación integral de Mocoa como función pública constitucional

Por : Silvio López

Ciertos personajes políticos podrían ser vistos o creerse  salvadores de la  crisis o responsables de la tragedia HUMANITARIA de Mocoa. El mínimo que un ciudadano que esta situación haya realizado es impulsar las ayudas humanitarias para apaliar el dolor de las familias que padecen aun la inclemencia y los traumas del gobierno cuando este delimita sus acciones con protocolos que revictimizan a los damnificados de Mocoa.

Ya más de 60 días de un sinsabor de dolor social, económico y sicológico de los ciudadanos mocoanos, que lamentablemente  hemos interiorizado un terror cinematográfico, un miedo a las nueves negras, a la lluvia y en especial el miedo sospechoso a que el gobierno Nacional no cumpla, ya que este aún no posee una respuesta clara  para amainar la situación real que padecemos los Mocoanos. Así la crisis ha engendrado una aparente ingobernabilidad local, vista desde el pueblo que padece en carne propia el dolor por tanto protocolo, que sólo buscan  ignorar y limitar la realidad de nuestra gente.

Lo que hay que dejar en claro especialmente a los servidores públicos, que la necesidad posee un solo principio político “Todos Por Mocoa” y sus acciones deben estar orientadas a servir a las personas con respeto y con trato digno para no revictimizar a los damnificados, que en su mayoría fueron desplazados por la violencia, cosa que se vuelve más gravosa para la reparación integral.

Los protocolos para los ciudadanos de Mocoa, aun para las veedurías se convierten en obstáculos que detentan mayores conflictos que constriñen la participación ciudadana, tal vez de esta manera el sistema Estatal sólo busca a que los Mocoanos nos cansemos de tanta reunión y finalmente la dolosa sospechosa  Unidad Nacional del Riesgos y Desastres invierta los recursos de manera arbitraria y sin el consentimiento nuestro y de esta manera abusivamente puedan tal vez manosear los Decretos Presidenciales a su antojo, quebrantando la dignidad de un pueblo caído.

….y de esta manera mientras el miedo huye,no busco que las personas estén de acuerdo con mis escritos, lo que busco es desarmar los protocolos inservibles y justicia para el pueblo de Mocoa. ¡ y los muros que!


Share This Post