Geovanny Muñoz, el hidalgo hombre que se dedica a buscar los desaparecidos de la avalancha de Mocoa

Con esfuerzo propio un hidalgo hombre busca a todos los desaparecidos que dejo la tragedia de la avalancha del pasado 31 de marzo y que cobra ya 330 muertos

18301259_10212837764767714_1541916246773716331_nMocoa/COLPRENSA

Geovanny Muñoz, es un jóven universitario que perdió siete miembros de su familia incluyendo a su pequeño hijo de cuatro años el pasado 31 de marzo tras la avalancha que se registró hacia las 11 y 24 de la noche y que al día de hoy cubre 330 muertos.

La familia de Muñoz, junto con él residía en el barrio Los Pinos, uno de los 17 barrios afectados en un alto porcentaje. Desde el mismo momento que se dio la tragedia Muñoz, inicio la búsqueda de los suyos con una corta pala en compañía de su novia Michel Muñoz conocida como “Laura Montoya” en el mundo de la radio.

“Dese las primeras horas del sábado 1 de abril y cuando me entere de la tragedia de mi familia y que no aparecían en los hospitales ni en los albergues y bajo le presunción que estaban muertos empecé a buscarlos noche y día hasta que fui encontrando uno por uno para darle su santa sepultura”, anoto con voz entrecortada Muñoz.

Pero la búsqueda no para allí, porque su reto era ayudar a buscar a los demás desaparecidos de la tragedia más aun cuando las labores de búsqueda por parte de los organismos de socorro se levantaron casi 10 días después de la tragedia.

“Emprendí la búsqueda con Laura, por aguas del rio Mocoa y Caquetá, porque sabíamos que la fuerza de la avalancha los había arrastrado hasta esos dos ríos y en efecto así sucedió porque a los pocos días habitantes de Villagarzón, Puerto Limón, Puerto Guzmán y Curillo Caquetá, comenzaron a reportar la presencia de cadáveres flotando sobre esos ríos”, puntualizo.

Hoy 35 días después de la tragedia seguimos encontrando cuerpos sin vida como el caso de ayer de un niño de 9 años que fue hallado por operarios de una maquinaria amarilla cuando adelantaban labores de remoción de escombros. El menor fue identificado por su abuela como Fernando Garreta.

En estos momentos y según Geovanny, ellos manejan un censo extraoficial de 200 familias que siguen buscando a sus seres queridos y por ello afirman que la cifra de desaparecidos no es de 70 como informa el Gobierno Nacional si no, más de 200. “Claro está que no quiero pasar de irresponsable en aseverar dicha cifra como una realidad por eso estamos haciendo un censo real con apoyo de varias universidades del país que se han sumado en este propósito.

Según él ellos tienen una estrategia de búsqueda y de identificación mediante datos de las mismas familias que le han permitido la ubicación y la identificación de los cadáveres que se han encontrado aunque la cifra de los recuperados por él y sus amigos no la tienen detallada.

“Mi búsqueda va hasta el final y no voy a parar hasta no encontrar al último de los desaparecidos para darle su santa sepultura y para darle tranquilidad a sus familias”, puntualizo al tiempo que acoto que le da muchas gracias a todas las personas y entidades públicas y privadas que le han prestado el apoyo necesario para la búsqueda de los que faltan por encontrar.

“Usted no sabe la angustia que se siente al saber que no encuentras ni vivo ni muerto a un ser querido como me paso a mí”. Finalizo Muñoz, al tiempo que secaba sus lágrimas de dolor y nostalgia con un pañuelo blanco y pulcro que ha sido testigo de su dolor durante estos días.-

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar