Denuncian deterioro de ayudas para Mocoa en centro de acopio en Bogotá

Según el centro de acopio de la Cruz Roja de Bogotá, las carpas sobre las cuales se denunciaron irregularidades hacen parte de un punto de clasificación, en el que se decide qué puede servir como ayuda y qué no. Esto, porque también hay alimentos que, aunque no son perecederos, llegan vencidos o con una fecha de expiración muy próxima.

cruzrojacollage_6

Desde que Colombia despertó en la mañana del 1 de abril con las devastadoras imágenes de una avalancha sepultando parte de Mocoa, miles de campañas para socorrer a quienes perdieron sus familiares, sus pertenencias o sus viviendas, empezaron a ser tejidas desde todas las esferas: artistas, empresarios, bancos, políticos y ciudadanos del común, se las ingeniaron para aportar como podían a la reconstrucción de la ciudad. La solidaridad de los colombianos con la capital del Putumayo fue, quizás, más de lo que se esperaba, con increíbles cantidades de ayudas en especie y efectivo que, según el presidente Juan Manuel Santos, hasta este sábado superaban las 1.300 toneladas de asistencia humanitaria.

Y aunque según el mismo Santos se han beneficiado 43.000 mocoanos con las donaciones de los colombianos, desde que iniciaron las recolecciones se han presentado denuncias y suspicacias sobre la forma en que están reuniendo, conservando y transportando las miles de cajas con algo de esperanza para quienes lo perdieron todo. En especial, el centro de acopio de la Cruz Roja en Bogotá, ha estado en el ojo del huracán incluso desde que ocurrió la tragedia, debido a demoras en la coordinación de la apertura de la recolección; algo que fue aprovechado por quienes usaron la tragedia para lucrarse, llegando incluso a suplantar al organismo.

Ahora, los ojos se posan sobre un posible mal manejo de las ayudas que siguen llegando en gran cantidad, pese a que el Gobierno suspendió desde el 11 de abril la ayuda en especie y dejó habilitadas únicamente las ayudas económicas. Cajas de donaciones amontonadas, roídas y mojadas -producto de las lluvias de los últimos días-, hacen parte del panorama en un sector del centro de acopio. Algunas cajas de cartón, que contienen alimentos, han empezado a emanar olores fétidos debido a la descomposición de los productos, ya que no en todas hay productos no perecederos.

A las cajas, todavía apiladas sin haber sido clasificadas, hasta el sábado les pusieron una malla polisombra para evitar que el sol también deteriore lo que tienen al interior. Lo más preocupante es que, según denuncian personas que estuvieron trabajando en el lugar, muchas de esas cajas solo fueron secadas pues ya estaban próximas a partir hacia Mocoa. 

En su misión de ayudar, la Cruz Roja Colombiana se ha visto abrumada por la cantidad de ayuda que ha llegado no solo al centro de acopio de Bogotá, sino a los otros que dispusieron en todo el país, confirmando así la mencionada solidaridad del país. No obstante, gran parte de los daños que se han presentado en las cajas son debido a la omisión de las instrucciones que se dan para el envío de las ayudas. Según la Cruz Roja, aun cuando es clara la regla de que los alimentos que se donen no sean perecederos, muchos ciudadanos lo olvidan, o lo omiten, y envían frutas, lácteos, o productos cárnicos.

Lo mismo ocurre con otras reglas de juego que se tienen, como el llevar por separado los alimentos, los productos de aseo y las frazadas. Quienes deciden ayudar con todo lo que se solicita tampoco hacen caso a esa recomendación, y terminan incluyendo todo en una misma caja. Ocurre también cuando se llevan directamente las anchetas o kits que se venden en tiendas y almacenes de cadena. Muchos de esos mercados, armados de manera predeterminada, contienen alimentos que tienen restricción para funcionar como ayuda. “Hemos hecho una fuerte instrucción a las personas para indicar qué se recibe y que no se recibe. Muchas personas no tienen en cuenta el reglamento, y algunas cajas contienen elementos no permitidos”, asegura Marinson Buitrago, subdirector operativo de socorro de la Cruz Roja.

Todos estos factores, sumado al clima y a los descuidos en el almacenamiento de las ayudas, hacen que varias cajas se desintegren de a poco o emitan los olores denunciados. Sin embargo, según el centro de acopio, las carpas sobre las cuales se denunciaron irregularidades hacen parte de un punto de clasificación, en el que se decide qué puede servir como ayuda y qué no. Esto, porque también hay alimentos que, aunque no son perecederos, llegan vencidos o con una fecha de expiración muy próxima, por lo que también tienen que ser descartados. La Cruz Roja, que ya tiene 400 toneladas de ayudas, de las cuales ha llevado a Mocoa 180, pide a la ciudadanía que no envíen más ayudas, pues sumando todo lo recolectado en el país ya se tiene lo necesario para aplacar un poco la necesidad de los habitantes de Mocoa.

http://www.elespectador.com/noticias/nacional/denuncian-malos-manejos-de-ayudas-para-mocoa-en-centro-de-acopio-en-bogota-articulo-689488

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar