El valor agregado de la formación en educación ambiental es la experiencia

20170201_ed
Anaconda dejó huellas y volverá con las comunidades rivereñas

Después de visitar con el Aula Itinerante Fluvial Anaconda (AIF) cinco comunidades ribereñas en Putumayo como la inspección  de Agualongo, Puerto Ospina, del municipio de Puerto Asís, y los resguardo indígenas El Hacha, Cecilia y Lagarto Cocha, Tukunaré, y El Refugio del municipio de Leguizamo Putumayo, el AIF Anaconda continuó navegando hasta llegar  a ocho comunidades del Departamento de Amazonas, su capital Leticia, Puerto Nariño, Tarapacá, Puerto Arica, La Chorrera, El Encanto, San Rafael y Puerto Alegría, último punto del recorrido. Aquí, Humberto Cote Monane, autoridad indígena del pueblo Murui, del Resguardo de Puerto Alegría, manifestó gratitud al reconocer el impacto positivo que está generando Corpoamazonia en apartadas aldeas ribereñas en zonas de integración fronteriza.

“Como representante de las comunidades que estamos liderando la capacitaciones en la embarcación la Anaconda, prácticamente es muy importante toda la experiencia que ellos tienen y al mismo tiempo la inducción, los videos que ellos muestran para dar ejemplos de otras regiones de que cómo nosotros debemos proteger los recursos en el medio natural, como es la selva amazónica y los ríos que tenemos dentro de nuestro territorio, eso es lo más importante en esas capacitaciones ambientales.”, dirigente indígena Humberto Cote Monane.

Las comunidades ribereñas confusas de la presencia del AIF Anaconda, que por primera vez llegó a lugares apartados, se sorprendieron “…Nosotros, en primer lugar, no pensábamos que íbamos a tener una capacitación de manejo ambiental en los territorios. Nosotros pensábamos que como tenía la insignia de Corpoamazonia, pensábamos que iba hacer un control por el rio putumayo sobre la exploración irracional como minería, fauna y madera; pero más bien creo que el proyecto va sobre la capacitación de las personas, líderes y autoridades y comunidades niños y niñas, para aprender a defender nuestros territorios y los recursos que existe en nuestra región”, Humberto Cote Monane.

Son testimonios que llena de emoción al saber que se está cumpliendo con el propósito, para el cual está diseñado el Proyecto de Educación Ambiental con el Aula Itinerante Fluvial Anaconda con los habitantes de los ríos Amazonas y Putumayo. Fue un gran reto cumplir esta misión, que después de navegar por seis meses, desde qué zarpo Anaconda del Muelle la Esmeralda municipio de Puerto Asís el 1 de julio 2016, y terminó el 26 de diciembre, con un total de 178 días y 2.300 kilómetros de travesía por los ríos Amazonas, que es el más caudaloso del mundo y el majestuoso Putumayo; el AIF Anaconda, registro 1.900 kilómetros en territorio colombiano y 300 kilómetros en territorio brasilero, pasando por fronteras con Perú y Ecuador.

Así culmina el quinto zarpe para Putumayo y el primero en la región de Amazonas, con un final feliz del deber cumplido por parte de Corpoamazonia, sembrando y cosechamos Ambiente para la Paz.

Por : Carlos Mauro Rosero

FUENTE: Aula Itinerante Fluvial Anaconda

http://www.corpoamazonia.gov.co/index.php/noticias/810-el-valor-agregado-de-la-formacion-en-educacion-ambiental-es-la-experiencia

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar