“En este país es clarísimo que ser corrupto sí paga”: Diana Giraldo

Diana Giraldo, subdirectora de Vanguardia Liberal.
Diana Giraldo, subdirectora de Vanguardia Liberal.

Diana Giraldo, la  subdirectora de Vanguardia Liberal y directora de la Unidad Investigativa de ese medio, es además la columnista más leída de Santander y una de las periodistas que más genera opinión en el departamento. La Silla Santandereana continúa con su tradición de entrevistar a principios de año a un periodista de la región y habló con ella sobre su balance del año que pasó y sus perspectivas para el que arranca.

La Silla Vacía: ¿Cómo ha sido la tarea de desligar su rol de columnista con el de subdirectora de Vanguardia?

Diana Giraldo: Muy difícil porque mucha gente no entiende el hecho de que mi cargo como Subdirectora de Vanguardia no está ligado a mis opiniones en la columna. Hay muchas cosas que yo opino que no son la posición del medio, hay cosas que no sé si van en línea con lo que piensan directivos del periódico, y en ningún caso yo consulto la posición del medio cuando voy a opinar de lo que quiero opinar. El problema es que mucha gente de afuera vincula mi posición personal con la del medio y eso en ocasiones ha traído problemas.

La Silla Vacía: ¿Qué tipo de problemas?

Diana Giraldo: De imagen, porque al medio se le acusa de tomar posición en temas en los que para nada lo ha hecho, además debo aclarar que la política del medio no es tomar posiciones solo informar.

La Silla Vacía: ¿Eso de alguna manera le ha hecho repensar los temas o el tono en el que escribe su columna?

Diana Giraldo: No para nada. Yo tengo la libertad de escribir sobre lo que quiera, y por eso en ocasiones es que se ha perjudicado la imagen de Vanguardia en el sentido de que creen que mi posición es la oficial del periódico y lo ubican en algún bando. Aún así siempre han respetado mi independencia y criterio a la hora de escribir mi columna.

Se han dado muchos errores, pero (…) son errores que corresponden a una torpeza administrativa, no a una intención de robar al municipio

DIANA GIRALDO

La Silla Vacía: Entonces primero le hablo a la Subdirectora. El cubrimiento de Vanguardia sobre los desaciertos de Rodolfo Hernández ha sido muy parco en comparación con los que se han hecho históricamente de otros alcaldes…

Diana Giraldo: Es cierto, nosotros venimos de hacer un trabajo muy juicioso con administraciones anteriores específicamente en cuanto al seguimiento de la contratación estatal. Con la Alcaldía de Rodolfo ¿qué pasa? Es cierto se han dado muchos errores, pero lo que hemos encontrado nosotros, por lo menos hasta este momento, es que son errores que corresponden a una inexperiencia de quienes están al frente de la administración, a una torpeza administrativa, pero no a una intención de robar al municipio, de esquilmar el erario, como sí se vio en la administración anterior. Las denuncias que llegan son de forma, no quiero justificar que eso esté bien hecho, quiero dejar claro que se han cometido errores y que nos los excusamos.

La Silla Vacía: ¿Pero no publicarlos no es como cambiar de rasero, teniendo en cuenta que muchos errores de forma han sido cuestionados por Vanguardia en otras administraciones?

Diana Giraldo: Sí es cierto, a quien me lo ha cuestionado también le he dicho que sí. Seguramente con administraciones anteriores hubiéramos sido mucho más enfáticos, pero también hemos tenido en cuenta que ha sido muy difícil lo que ha encontrado esta administración, que ha tenido que empezar a construir sobre ruinas, por llamar de alguna manera lo que encontró, y hemos querido dar un espacio prudencial de un año para ver como se sigue desarrollando esta administración. Sería censurable si hubiéramos aplaudido cosas que están mal hechas como bien hechas u ocultado información a los lectores de lo que está haciendo esta administración para protegerla, eso sería censurable y eso no lo hemos hechos. Lo que hemos hecho es dar un margen de espera a esta administración, pero con la tranquilidad, y en eso sí quiero ser muy clara, que el medio no se va a prestar jamás para tapar corruptelas ni malos manejos administrativos ni de este ni de ningún otro alcalde.

La Silla Vacía: Ahora como columnista. ¿Qué balance le hace a la administración de Rodolfo?

Diana Giraldo: Yo creo que ha sido una administración decepcionante en el sentido de que había muchas expectativas de lo que iba a ser el periodo de Rodolfo Hernández. Es clara la intención de querer erradicar la corrupción, limpiar la casa y organizar, y eso lo ha hecho muy bien. Solo basta mirar el número de proponentes, la ejecución del PAE, el hecho de que ya no se adicionan, y ahí uno ve que la Alcaldía ha hecho una labor juiciosa de limpiar y organizar la casa, pero creo que el hecho de solo enfocarse en eso le ha acarreado un costo político alto a la ciudad, porque a veces parece como si Bucaramanga estuviera paralizada, la ciudad se ve deteriorada, entonces los tiempos que está tomando la administración en empezar a solucionar los temas más básicos no son los que uno quisiera, en esa medida digo decepcionante en que teníamos muchas expectativas de que esta administración empezara a mostrar resultados más rápido.

La Silla Vacía: Ese arranque tan lento y en muchos caso accidentado en criterio a qué obedece…

Diana Giraldo: A la inexperiencia de quienes están ahí, a la arrogancia, porque se percibe que es una administración que desconfía de todo el mundo y de todos a su alrededor, y en esa medida poco se ha dejado asesorar bien, y a que se ha equivocado en tomar decisiones que no se ejecutan. Por ejemplo, las zonas azules fueron una excelente iniciativa, pero que hoy está en el aire y porque va a la mitad. Además el discurso de que no hay plata todo el tiempo, terminó desgastando ese argumento y ese fue uno de los grandes problemas de Rodolfo, porque es claro que no hay plata, pero también tiene que buscarla, y en gestión no hay avances. En términos generales creo que hay un grave problema de ejecución que se deriva de la inexperiencia y el mal manejo de comunicación de la Alcaldía.

La Silla Vacía: Ahora que habla de comunicación, una de las cosas que más accidentado hizo el despeje de Rodolfo Hernández fue la dualidad con su jefe de gobernanza Manolo Azuero. En retrospectiva, qué cree de esa movida de la Alcaldía

Diana Giraldo: Afectó mucho. A Rodolfo le hizo mal la dualidad del manejo entre él y Manolo, a quien quiero dejar claro que lo conozco de antes porque fue columnista del medio. Creo que haberle entregado tanto poder a Manolo hizo que se generara la sensación de que quien mandaba no era el Alcalde sino el Jefe de Gobernanza. Esa vocería que se le delegó a Manolo como interlocutor entre la ciudadanía y la Alcaldía terminó de cierta manera convirtiéndose en un obstáculo, porque no tuvo empatía con todos los sectores y se necesitaba un manejo más político teniendo en cuenta la fuerte oposición. Aunque eso empezó a cambiar, creo que aún hoy hace falta claridad sobre quién toma las decisiones en la Alcaldía.

La Silla Vacía: Entonces, si tuviera que calificar el primer año de Rodolfo Hernández de 1 a 5 ¿cuánto le daría?

Diana Giraldo: 3

La Silla Vacía: Como columnista ha sido crítica de la labor del Concejo, específicamente de la oposición a Rodolfo Hernández.

Diana Giraldo: Lo que hay en el Concejo es una cantidad de viudas de poder llorando el anhelo de lo que perdieron, quiero dejar muy claro que es la mayoría liberal del concejo, porque hay concejales que están haciendo su trabajo. Lo que la coalición liberal (tiene a 10 de los 19 concejales), lo que está haciendo es sabotear toda iniciativa que provenga de la Alcaldía con el único fin de presionar la entrega de poder.

La Silla Vacía: ¿No podría ser simplemente control político?

Diana Giraldo: Es que lo que llama poderosamente la atención no es la oposición como ejercicio democrático, sino que solo hasta ahora lo empezaron a ejercer los concejales liberales, cuando fueron testigos, porque la mayoría está repitiendo curul, de todo lo que pasó acá en los últimos cuatro años y no dijeron nada. Es muy llamativo que ahora esgriman un afán de control político, que en la gran mayoría de los casos no tiene argumentos de fondo. Desde mi perspectiva solo están haciendo lo que hacen para boicotear cualquier iniciativa. Salvo tal vez René garzón que ha hecho un trabajo juicioso y Jaime Andrés Beltrán, que ha presentado proyectos a favor de la ciudad, los demás se han de dedicado a presionar para recuperar el poder político que perdieron.

La Silla Vacía: Como columnista también ha sido crítica de la labor de Jorge Gómez Villamizar, quien llegó a la Contraloría impulsado por la oposición luego de que se enredara el concurso para suplir ese cargo ¿Qué balance le hace a él?

Diana Giraldo: Lo que ha hecho Jorge Gómez es vergonzoso y ha dejado en evidencia que claramente está ahí puesto por el Partido Liberal para proteger los intereses liberales. En la Contraloría hoy aterrizaron todas las fichas de los concejales y esa es solo una muestra. Ahora, estoy aterrada, y la verdad hay que aplaudir y de pie la celeridad de esta Contraloría en adelantar procesos investigativos porque esa una cosa que yo jamás había visto. Lo que llama poderosamente la atención es que todo es contra esta administración, algo que está muy bien que lo hagan, pero por ejemplo en Vanguardia el año pasado fueron cuatro años de denuncias constantes de desfalcos en los que hoy la Contraloría en cabeza de Jorge Gómez Villamizar no ha dado una sola respuesta. Para mí lo que está pasando en la Contraloría es clara muestra de cómo una entidad pública es devorada por los políticos.

La Silla Vacía: Usted es una de las periodistas que más se mueve en redes sociales, y en Twitter hubo una discusión en particular que dio de qué hablar y fue un cruce de trinos con el exalcalde Luis Francisco Bohórquez…

Diana Giraldo: No, pero quiero decir que el cinismo del exalcalde no tiene límites y que por eso aunque hay momentos en los que por más que me prometo no entrar en polémicas que no valen la pena, no puedo evitarlo y ese fue el caso de esos trinos. No hay derecho a que una persona que tiene tantas deudas pendientes con esta ciudad ahora pose del gran Alcalde de Bucaramanga y asuma una visión crítica de lo que se está pasando hoy. Un ejemplo puntual, el señor Luis Francisco Bohórquez tuitea sin sonrojo que la ciudad está llena de huecos, pero no cuenta que durante su administración se destinaron $50 mil millones de pesos a la pavimentación de las calles que no se dónde están. Porque es cierto, la malla vial está deteriorada, pero eso en gran parte es heredado, entonces mi pregunta es con los 50 mil millones de la administración pasada ¿Utilizaron malos elementos o fue que esa plata no se destinó a lo que se debía?

La Silla Vacía: Este año salió libre Héctor Moreno Galvis, otro exalcalde de Bucaramanga que la Unidad Investigativa de Vanguardia denunció. Aunque se cayó el preacuerdo con la Fiscalía y el juicio continúa, ahora está sin medida de aseguramiento y cuatro años después de las denuncias no hay un fallo contra él, pese a que varios de los implicados en los escándalos de contratación ya están condenados…

Diana Giraldo: Esa es la justicia que hay. Lo que esto deja claro todo es que la corrupción no tiene ninguna sanción ni moral, ni judicial que mereciera. En este país es clarísimo que ser corrupto si paga. Solo hay que ver la cantidad de personas que han pasado por lo público, que han sido sancionadas -no estoy hablando de Héctor Moreno porque no lo sé, sino de muchos funcionarios- que hoy gozan de fortunas que no sabemos de dónde salieron.

La Silla Vacía: ¿El problema está en la justicia?

Diana Giraldo: Creo que esta es la muestra de la crisis de la justicia, de la falta de operancia de la Fiscalía en los temas de defraudación de dineros públicos. Creo que en Bucaramanga son solo dos fiscales para delitos contra la administración pública, dos seres humanos para atender el volúmen de corrupción que hay claramente es imposible. La corrupción es un negocio rentable que sigue adelante y por eso tantas personas quieren seguir aspirando.

La Silla Vacía: ¿La frustra como periodista que eso suceda?

Diana Giraldo: Con eltiempo he aprendido, y esa es una enseñanza de Daniel Coronell, que el periodista no está para juzgar, simplemente para denunciar, que nuestra responsabilidad llega hasta el momento que se hacen públicas las denuncias y de ahí en adelante le corresponde a las autoridades, aunque, tengo que decirlo, no deja de haber un sinsabor cuando pese a la contundencia de las denuncias y las pruebas no hay justicia.

La Silla Vacía: Usted alguna vez recibió una amenaza telefónica cuando se encontraba investigando sobre presunto tráfico de influencias en la Alcaldía de Luis Francisco Bohórquez ¿Qué pasó con eso al fin?

Diana Giraldo: Nada al final. Nunca supe qué pasó en la Fiscalía con las investigaciones que hicieron. Después de un tiempo me quitaron el escolta y nada pasó.

La Silla Vacía: ¿Es muy peligroso hacer periodismo de denuncia en las regiones?

Diana Giraldo: Después de eso, lo que me quedó muy claro es que los mecanismos de protección para periodistas en las regiones están muy mal establecidos y que el Estado no está preparado para garantizarle seguridad. Los estudios de riesgo se demoran mas de tres o cuatro meses, y eso es tiempo suficiente para que quien quiera hacer daño lo haga; el hecho de que no entreguen ningún medio de transporte tampoco disminuye el riesgo, porque si el periodista se mueve en bus, pues tiene que montarse con un escolta en un bus, eso no tiene ningún. Los periodistas en las regiones están absolutamente desprotegidos.

La Silla Vacía: Bueno, ahora pasemos a Santander ¿Cómo vio el primer año de Didier Tavera?

Diana Giraldo: Creo que Didier Tavera tiene de positivo el manejo de las regiones. Es un Gobernador que se ve haciendo presencia de municipios en zonas remotas, que está gestionando imagen de Santander y que por lo que ha hecho tiene capacidad para atraer recursos de Santander; pero creo también que su administración es una réplica de los anteriores gobiernos, donde las dudas sobre las transparencia son muchísimas y donde todos los contratistas tienen una incógnita inmensa sobre la manera en cómo se ganaron los recursos.

La Silla Vacía: El caso de Tavera es particular en el contexto de Vanguardia porque en la campaña de 2015 el presidente del periódico, Alejandro Galvis, renunció al Partido Liberal por el aval que le entregaron y se distanció del senador Horacio Serpa, de quien era amigo de infancia ¿Eso ha afectado el cubrimiento de la Gobernación en Vanguardia?

Diana Giraldo: No, en el caso de Didier Tavera no estamos ni más ni menos pendientes de lo que hace. Ahora, quiero dejar claro, que el tema de la campaña fue una posición personal de Alejandro Galvis, no del periódico. El medio ha seguido cumpliendo su tarea de informar lo que pasa y se cubre como una fuente normal.

La Silla Vacía: Pero Alejandro Galvis sigue siendo el presidente del periódico, aunque su posición sea personal ¿eso no ha afectado en nada?

Diana Giraldo: No.

Veo con mucha preocupación como Santander se está volviendo el gestor de un movimiento de derecha de rechazo a libertades individuales y a la diversidad sexual

DIANA GIRALDO

La Silla Vacía: En el caso de la administración de Tavera hay un tema particular y es el protagonismo que ha tomado su familia. ¿Qué lectura hace de eso?

Diana Giraldo: No es muy claro el papel que juega Martín Tavera, el tío del Gobernador, en esa administración. Su nombre sale en muchos espacios, se menciona mucho, pero no se sabe claramente su rol. Ese es un tema que está ahí pero que no es muy claro para el departamento. La empoderada, en cambio, sí es clara. Es evidente que hay un pulso de poder entre los liberales y que la familia Tavera quiere tener más poder en la región, yo sí creo que los Tavera pueden tener un protagonismo grande con lo que viene en elecciones para Senado y Cámara.

La Silla Vacía: ¿Cuáles son los principales pendientes de Tavera en su primer año?

Diana Giraldo: El tema del manejo de la salud y de los hospitales, ese un tema que tiene que atacar, porque están permeados por corrupción, y nada se ha visto de eso. Si Tavera de verdad quiere que no lo critiquen por la transparencia tiene que demostrarlo, terminar de sacar el Contrato Plan y además le debe a Santander las cifras reales del turismo, nada ha pasado con Panachi aún y él prometió que abriría los libros de es organización, eso la gente lo sigue esperando.

La Silla Vacía: Entonces, si tuviera que calificar el primer año de Didier Tavera de 1 a 5 ¿cuánto le daría?

Diana Giraldo: 3

La Silla Vacía: Pasando de la política a la paz. ¿Por qué cree que el No gana en Santander?

Diana Giraldo: Santander es un departamento que tiene muchas heridas del conflicto en el Magdalena Medio y en toda la zona de San Vicente del Chucurí. En varias zonas el departamento fue golpeado por la violencia guerrillera y paramilitar de muchas maneras y por mucho tiempo. Aún hay heridas abiertas muy hondas, que por los resultados queda claro, que la gente no está dispuesta a cerrar tan pronto. El triunfo del No obedece en parte a esas heridas, pero también creo que jugó un papel muy triste la manipulación de iglesias cristianas, todo el tema de la ideología género inventado por la diputada Ángela Hernández fue una vil manipulación que golpeó el proceso de paz, y siendo la sociedad santandereana tan tradicionalista y machista esa idea caló. A eso hay que sumarle todos los otros fenómenos nacionales como falta de campaña y maquinaria, y la otra campaña de desinformación.

La Silla Vacía: Este año estará marcado por el aterrizaje de la paz ¿Cuál es el principal riesgo?

Diana Giraldo: Yo creo que ya lo empezamos a ver con el asesinato de los líderes sociales y de tierras. El mayor riesgo es la radicalización del extremismo de derecha que puede desembocar en un exterminio de las personas que integren el nuevo grupo político de las Farc, y que con eso contradictoriamente se dispare con la salida de la violencia de la izquierda, la violencia de ultraderecha.

La Silla Vacía: Con la derecha en particular, el liderazgo que tomó la diputada Hernández como gestora y promotora del movimiento contra la supuesta ideología de género, deja la sensación de que Santander casi que es un foco de la ultraderecha en el país, lo digo porque aquí también está la figuración del exprocurador Alejandro Ordóñez. ¿Cree que eso podría ser así?

Diana Giraldo: Veo con mucha preocupación como Santander se está volviendo el gestor de un movimiento de derecha de rechazo a libertades individuales y a la diversidad sexual, y que esto viene creciendo de una manera alarmante, porque en la medida en que más gente empieza a rechazar la igualdad, los ultraderechistas salen del closet y este departamento está tomando un liderazgo preocupante en esto.

La Silla Vacía: ¿Y cree que en algo influye el exprocurador?

Diana Giraldo: Me molesta infinitamente lo que está haciendo el exprocurador, creo que si algo lamentamos los santandereanos fue la presencia del Procurador acá cuando se estaban denunciando tantos casos de corrupción en Santander y no hizo nada. Me sorprendió verlo en la Asamblea inmediatamente lo sacaron de la Procuraduría porque creo que jamás puso un pie allá en los 8 años que estuvo al frente de ese cargo, pero un mes después estaba arengando el rechazo a ideología de género con una manipulación muy fuerte. Veo con preocupación ese papel de Alejandro Ordóñez.

La Silla Vacía: Cómo ve el rumbo político del país para 2017

Diana Giraldo: Me da un poco de temor lo que se pueda reforzar. Uno ve que en el mundo el péndulo se está devolviendo de una manera dura hacia la derecha. El triunfo de Trump en Estados Unidos, lo que está pasando en Europa y en Francia, lo que pasó acá es muestra de que el discurso tradicional está calando en la gente, y eso puede reforzar a personajes como Alejandro Ordóñez, algo que antes era impensable que pasara, y también lo va a capitalizar el uribismo. El país sin duda va cada vez más para la derecha, ahora estamos entre la derecha y la ultraderecha.

Fuente : http://lasillavacia.com/historia/en-este-pais-es-clarisimo-que-ser-corrupto-si-paga-diana-giraldo-59244

 

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar