Camionero casi cae al abismo de la vía San Francisco -Mocoa

camionPor Carlos Hernan Mora Benavides

Una tragedia estuvo a punto de registrarse en horas de la mañana de ayer, cuando un vehículo tipo camión que cumplía la ruta desde el municipio  de Pasto con destino Pitalito, en el departamento del Huila, cuando ascendía por el tramo carreteable,  que comunica el municipio de San Francisco con Mocoa, en el departamento del Putumayo.

Los hechos se registraron  al promediar 8:00 de la mañana, cuando el pesado automotor que iba cargado de 11 toneladas de papa, desde el mercado El Potrerillo, en la ciudad de Pasto, pero a la  altura del sector conocido como Los Cristales, una de las llantas traseras se salió de la vía, generando la pérdida de control del mismo  y un deslizamiento hacia el abismo de aproximadamente  300 a 500 metros de profundidad.

El vehículo de marca Freighuner, de placas SCK053, de Honda, en el departamento del Tolima,  conducido por Jesús Melo, oriundo del municipio de Guaitarilla, en el departamento de Nariño,  vivió momentos de pánico,  cuando el camión empezó a deslizarse hacia la profundad, pero en medio de la angustia de perder la vida, saco valor e implementó el freno de seguridad, pero este mecanismo no evitaba que el vehículo, continuara cayendo lentamente.

“Fueron segundos de angustia, indicó el conductor y  no había escapatoria, debido a que la puerta del lado izquierdo se ajusto, porque la parte trasera de la carrocería estaba sobre la vía y el espacio que generaba el abismo. En ese instante pasaba un motociclista por el lugar, quien se percato de la situación y rápidamente actuó, colocando unas piedras en la llanta delantera del lado izquierdo para evitar que continuara deslizando.

 

Las rocas de mediano tamaño, estuvieron a punto de no servir, porque el camión continuaba deslizándose, pero de un momento a otro se quedó estático, cuando estaba a punto de superar  las mismas.

Según versiones del conductor, “de inmediato pero con el cuidado necesario para evitar algún movimiento brusco, pude salir de la cabina por el lado derecho, donde se pudo abrir la puerta con la ayuda del motociclista, que segundos antes evitó  que continuara deslizándose el vehículo, con la ubicación de las rocas”.

Al observar la gravedad de los hechos y en medio del nerviosismo por la posible caída del vehículo, en cualquier momento al encontrase en un terreno inestable, solicitó de inmediato al motociclista que le trasladara unos kilómetros adelante, para recuperar la señal en su teléfono celular y realizar las llamadas pertinentes a unas grúas en Pasto y Mocoa, para lograr evitar que el camión  se precipitara al abismo.

El espacio entre el camión y la vía, impedía el tránsito de vehículos de gran tonelaje, únicamente quedaba el necesario para el paso de automotores pequeños o camionetas, pero nadie se atrevía a cruzar, debido a que podrían provocar la caída del camión hacia la profundidad. Trascurridas dos horas de espera, algunos conductores de pasajeros y particulares que permanecían en la zona, tomaron la decisión de cruzar con el máximo cuidado y continuar el recorrido desde y hacia sus lugares de destino.

La situación permanecía sin resolver hasta horas de la tarde, por la tardanza en la llegada de las grúas para asegurar, descargar el tubérculo  y  remolcar el vehículo para retirarlo de la zona.

Fuente : Narino.info

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar