Policía Nacional, 125 años de inclusión

policia-125Mocoa – Putumayo. En el Museo de la Policía reposa el tintero usado hace 125 años por el presidente Carlos Holguín Mallarino para firmar el Decreto 1.000 que dio vida a la Policía Nacional de todos los colombianos.

Ese 5 de noviembre de 1891 fue el bautismo oficial de una institución que se gestó desde el mismo momento en que se selló la gesta libertaria. Los Serenos, esos vigilantes de la noche que prendían y apagaban los faroles de petróleo de las calles y que con pitazos daban las horas, dieron paso a un cuerpo de policía de renombre internacional, que hoy sigue avanzando por el sendero del humanismo, la integridad, la disciplina, la innovación y una efectiva gestión en defensa de la vida, honra y bienes de todos nuestros compatriotas.

De ese puñado de Serenos ya vamos en más de 180 mil hombres y mujeres, de las mejores calidades humanas, altamente profesionales y equipados con tecnología de punta para cumplir su misión constitucional y ayudar a construir una Colombia Segura y en Paz.

Desde su génesis, la Policía Nacional ha sido una institución incluyente. En ella ha habido, hay y siempre habrá cabida para todos los hijos de Colombia, sin importar género, color de piel, condición social o credo.
La mujer ha estado presente desde 1953 y ha alcanzado metas insospechadas.

Comenzaron 46 señoritas y ya van más de 15.000 uniformadas, entre ellas la primera piloto de combate, la primera edecán presidencial, la primera general de las Fuerzas Armadas. Hoy, la mujer está presente en todas las especialidades, incluidas las de alto riesgo.

El aporte de los afrocolombianos ha sido invaluable. Ya son más de 8.000 los que portan el uniforme e incluso cuentan con una escuela de formación, como la de Yuto, que brinda oportunidades a los jóvenes del Chocó y sus alrededores. A ellos se suma la sabiduría de nuestros ancestros. Más de 800 indígenas son policías y se han convertido en el puente entre su cultura y el resto de sociedad.

No podían faltar nuestros niños, niñas y adolescentes, protegidos por más de 2.470 policías del Área de Protección a la Infancia y Adolescencia, cuyo origen se remonta 65 años atrás.

En la Policía se valora la experiencia y por eso cuenta en sus filas con el oficial activo más veterano del mundo, el mayor Humberto Antonio Aparicio, con casi 60 años de servicio. Y como su lema lo indica, Dios y Patria, no pueden faltar los guías espirituales. La Institución cuenta con 62 capellanes, entre ellos 5 oficiales activos, más 9 seminaristas. En un hecho sin precedentes, en días pasados, la Institución llamó a curso de general al coronel y sacerdote Silverio Suárez Hernández.

En su visión humanística y afán de interpretar las necesidades de personas en condición de discapacidad, la Policía hoy cuenta con un grupo de uniformados expertos en lenguaje de señas.

Todo lo anterior ha hecho parte de la hoja de ruta trazada a través de la historia por cada uno de los 82 directores que ha tenido la Institución en estos 125 años, incluido el actual, el general Jorge Hernando Nieto Rojas.

Hasta hoy, la Policía Nacional ha escrito y protagonizado páginas de oro y de sacrificio en defensa de los ideales más nobles de nuestro país, hasta convertirse en lo que es hoy en día: patrimonio de todos los colombianos.

En una fecha tan especial, los 180.000 policías reiteramos nuestro compromiso de continuar trabajando para, entre todos, construir una Colombia Segura y en Paz.


Share This Post