Carrusel de tutelas ponen nuevo gerente en hospital de Puerto Asís.

timthumbDesde inicios del mes de abril y tras la salida del cargo del gerente el pasado 31 de marzo del hospital local, se abría convocatoria y para la cual se firmó un convenio donde la Alcaldía de Puerto Asís pagó alrededor de 25 millones de pesos, a la Universidad de Pamplona, para que llevara adelante el proceso para el cargo en mención. A la fecha, nadie se imaginó que ese cargo tendría tantos aspirantes y mucho menos que se registraría un novelón que lleva cerca de  cinco meses y donde a la fecha no hay nada seguro con la persona que definitivamente se quedará en el cargo.

Las reclamaciones empezaron cuando los finalistas, que debían cumplir el calendario y cronograma de fechas que hacía la convocatoria, debían cumplirse a cabalidad, de manera rigurosa y en cumplimiento a la ley.

Se formularon dos reclamos donde se pedía revisión de puntajes en experiencia y de conocimientos, lo que llevó a recalcular los resultados en favor de dos reclamantes. Para ello se interpuso recursos de tutela ante la universidad, lo que finalmente llevó a un fallo y la junta directiva procedió después de quince días a posesionar la persona ganadora.

Un reclamante, que lo hizo, primero ante quien no correspondía y segundo por fuera de los tiempos del calendario de ley, no le fueron aceptados sus alegatos y no procedió el acto interpuesto. Se supo que interpuso dos tutelas idénticas en Popayán y Puerto Asís respectivamente, en una acción violatoria de la norma.

Tras una respuesta dada por la universidad y contentado un derecho de petición de la alcaldía, un aparte de su contenido el claustro acepta la equivocación y expresa cifras y  otros resultados, que nunca estuvieron publicados en la página web de la entidad. Esa respuesta fue aprovechada para de nuevo plantear y radicar una nueva tutela y cuyo resultado se hizo público el pasado lunes cinco de septiembre, donde se pide por  parte del juzgado segundo nombrar al nuevo gerente.

La novela continúa y ahora pasa a un nuevo capítulo. Deberá la junta directiva del hospital, notificar en los próximos cinco días a quien se desempeña como actual gerente y echar para atrás toda función. Si en cinco días no comparece ante el despacho del alcalde lo hará por edicto y luego se procederá a nombrar al nuevo gerente,

Mientras tanto las diligencias seguirán en los estrados, porque la actual gerente impugnó el fallo de tutela y tras reparto en el circuito de Puerto Asís, deberá esperarse un nuevo fallo, que ratifique su nombre, o determine derogar definitivamente ese nombramiento o se tomen otras disposiciones.

El cargo para gerente del hospital local ha dado plena demostración que es quizá sino igual más importante que una alcaldía de nivel seis y además ya se evidencia hasta intereses particulares y colectivos con el cargo. Lo que no se logrado establecer es hasta donde la extralimitación de funciones de los servidores de la rama judicial se aplicaría, todo dado a que una tutela tumba otra, y otra y otra y así sucesivamente.

Hoy existe un solo perdedor. Son los usuarios, que no recibirán calidad en servicio en salud, porque los médicos generales y los especialistas empezarán a irse y se van porque no les pagan. Faltarán insumos y medicamentos porque no se podrán firmar convenios al no existir el recurso fiscal. El servicio se deteriora porque sin salarios no trabajan y no hay dinero, porque no hay un gerente verdadero, que saque la cara por la entidad. Y no hay gerente porque las tutelas se convirtieron en el pan diario, para quitar y poner.

Y no me quiero referir, a los servicios de segundo nivel y su futuro. Al déficit que desde octubre llevará al hospital al caos al caer a un hueco fiscal. A la cantidad de cuentas pagadas sin el lleno total de sus requisitos, porque eso se volvió una feria de contratos y lo peor la falta de compromiso de los trabajadores que llegaron a sus puestos por favores políticos. Cincuenta por ciento de la nómina es paralela y sobra.

En conclusión, ni los hijos, ni los nietos ni los biznietos de la actual generación de los sabidos en la materia, estudiarán en dicha universidad para perder su plata, porque así como promueven las convocatorias para los cargos de gerentes, así mismo será el carrusel de notas en contra de los estudiantes.

Fuente : Jesús Bernal / JournalBirtualNews.com

Share This Post