Inti Raymi, una fiesta cósmica

Esta tradición precolombina de los Andes que se rige por la luna, el sol y las estrellas, se engalana con una danza única y singular a la vida, reflejando al universo y a la creación en todo su esplendor.

Nueva imagen (3)

Hablar del “Inti Raymi” dentro de algunas culturas indígenas de  los pueblos de Colombia, Perú,  Ecuador, Chile y Bolivia  es evocar el pasado, la adoración a la creación y la prosperidad de la tierra,  de las tradiciones que se enseñaron de generación en generación a pie de la tulpa o fogón por los mayores, como el abuelo de Natalia Ilpujan, una comunera indígena del resguardo de Guachavez que aprendió “sobre el maíz, la luna, los espíritus del territorio”.

La fiesta del sol, llamada por los taitas y los abuelos “Inti Raymi”, es una tradición que hoy en día no pasa desapercibida en muchas poblaciones de Colombia, en especial comunidades como los Pastos y Quillasingas del sur de Nariño, donde año tras año en el solsticio de verano, que inicia en muchos pueblos el día 19 de junio y se prolonga por tres días, niños, jóvenes y adultos suspenden sus actividades diarias para celebrar y agradecer a la Madre Tierra y al Padre Sol por las cosechas y la prosperidad  en los hogares.

Foto: Alcaldía Potosí - Nariño

Foto: Alcaldía Potosí – Nariño

Bladimir Belalcázargobernador indígena del cabildo de la Universidad de Nariño, sostiene que este encuentro ancestral es y será siempre una gran fiesta a la fertilidad, “Raymi se define como fiesta, es la actividad de bailar, la actividad de celebrar”, señala.

Esta tradición precolombina de los Andes, hoy en día se ha convertido en un evento turístico cultural  para el mundo, abriendo la posibilidad a las personas de occidente  de conocer  los usos y saberes, tradiciones y costumbres de las comunidades indígenas.

Foto: Francisco Guevara

Foto: Francisco Guevara

Yesica  Estrada, regidora suplente de la zona Ipiales, observa como cada año su fiesta y la fiesta de sus padres y abuelos se ha convertido en una fiesta de todos, “es un compartir de todas las personas indígenas y no indígenas y que está dentro de nuestras raíces”, dice.

Esta cosmovisión que se rige por la luna, el sol y las estrellas, se engalana con una danza única y singular a la vida, reflejando al universo y a la creación en todo su esplendor, bailando el Churai Churai en honor al espiral de la vida.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar