Las reveladoras declaraciones de la ex secretaria de Desarrollo Social de Putumayo, Carolina Mojana

Carolina Mojana
Carolina Mojana

Después de casi dos meses de haber sido declarada insubsistente en el cargo de secretaria de Desarrollo Social del Departamento del Putumayo, la comunicadora social Carolina Mojana, entregó declaraciones a los medios de comunicación sobre las causas que rodearon su renuncia motivada a ese cargo y su posterior declaratoria de insubsistencia en el mismo, por parte del gobierno departamental.

La historia de esta ‘novela’ al interior de la administración liderada por la gobernadora Sorrel Aroca, inició el pasado 28 de junio, cuando a través de redes sociales se conoció una carta escrita dirigida a la mandataria departamental, en la que la funcionaria, presentaba su “renuncia motivada” al cargo de jefe de la cartera de Desarrollo Social de Putumayo.

“El motivo de dicha renuncia, es porque la administración departamental, realizó el pago final del Contrato N°. 1179 de 2015, sin adelantar el proceso reglamentario, la fecha de pago fue el 2 de junio de 2016, por lo anterior no comparto dichas actuaciones, puesto que está en juego mi buen nombre y ejercicio profesional”, fue el principal argumento expuesto por la comunicadora en la carta firmada por ella con fecha del 28 de junio de 2016.

En diálogo con el periodista Luis Eduardo Alegría, del noticiero Impacto Regional, Mojana detalló lo sucedido en torno a su renuncia: “tengo entendido que la Contraloría Departamental, levantó hallazgo a la oficina de Tesorería Departamental, por no contar con el informe de supervisión y cumplimiento”, indicó la profesional, refiriéndose al pago del valor de dicho contrato, ordenado por la administración departamental, lo que habría provocado un llamado de atención “intimidante”, asegura ella, por parte de algunos funcionarios, por no haberse hecho la supervisión de ese proceso contractual.

La exfuncionaria indicó que ante la situación presentada, de inmediato intentó exponer lo sucedido, ante la gobernadora Sorrel Aroca, en quien, según ella, no encontró respuesta frente a lo que estaba ocurriendo; “noto que no hay respuesta, que no hay confianza para poder atender la situación, en esa lógica decido renunciar de la forma en la que la presenté; motivada”, explica Mojana.

Tras haber sido radicada la carta de renuncia al cargo, el día 28 de junio de 2016 y después de haber reiterado la renuncia irrevocable, el día 29 del mismo mes, la funcionaria indicó que por parte de la administración departamental no obtuvo respuesta, y semanas después se encontró con la sorpresa de que mediante Decreto N° 00232 del 22 de julio de 2016, se oficia la declaratoria de insubsistencia del nombramiento de Mojana como secretaria de Desarrollo Social del Departamento del Putumayo.

“La declaratoria de insubsistencia, para mi es una represalia, por expresar mi opinión, por tener criterio, por no vendarme los ojos y la boca, por decirle que se hizo un conducto, que no era de la forma correcta”, dijo con la voz entre cortada, la exfuncionaria, a través de ese medio radial, en el cuál también cuestionó el cambio que ha tenido la mandataria departamental, según ella, ahora que se encuentra en el poder.

En las declaraciones también la exfuncionaria manifestó que la misma gobernadora Sorrel Aroca, le habría advertido que con lo hecho, de parte de ese gobierno no recibiría ninguna ayuda, ni para ella, ni para su familia, aseguró; “Yo espero y aspiro a que la administración departamental, en cabeza de la señora gobernadora, replantee sus acciones; como mujer me siento decepcionada de lo que ha ocurrido en estos meses, pero anhelo y espero, que sea ella quien realmente transforme nuestro departamento”, recalcó la comunicadora.

El proceso de contratación por el que se originó toda esta situación, corresponde al Contrato N°. 1179 del 2015, cuyo objeto fue el de la “adquisición de equipos, muebles de enfermería y gimnasios biosaludables para los 11 centros día y 4 centros integrales públicos en el departamento del Putumayo”, por un valor de $ 1.318’222.840 y cuyo contratista encargado de su ejecución fue la empresa La Muela S.A.S., de la cual figura como representante legal, el señor Diego Armando Calpa Jerez, de la ciudad de Bucaramanga.

Sobre esta polémica ninguno de los funcionarios de la administración departamental, ni la misma gobernadora Sorrel Aroca, se han querido pronunciar al respecto, mientras que la actuación de ese gobierno, para con la destacada profesional, Carolina Mojana, ha sido cuestionada por varios sectores, teniendo en cuenta su impecable hoja de vida y su dedicación al servicio del departamento del Putumayo.

Fuente : ConexiónPutumayo


Share This Post