“Le apostamos a nuestras familias, que son de desarrollo alternativo”

Corpocampo

DGC- PS – Para Jairo Segovia, miembro de la Corporación para el desarrollo de la comercialización del campo – CorpoCampo -, es vital luchar por el mejoramiento de la calidad de vida de las familias que hacen parte de esta asociación, la cual está dedicada a desarrollar actividades de producción, transformación y comercialización de productos de la palma de chontaduro.

“Le apostamos a nuestras familias, que son de desarrollo alternativo, porque están ubicadas en las zonas más difíciles del país. En zonas donde los cultivos ilícitos han hecho mucha presencia a través del tiempo y donde las familias han sido desplazadas, víctimas del conflicto armado. Familias que han visto en la Corporación un aliciente para poder sacar a la venta sus productos”, dice Segovia.

CorpoCampo está constituida desde 2003 y actualmente se dedica a la producción y comercialización de palmito, asaid y sachainchi, productos que se dan en cuatro departamentos del país como lo son Valle del Cauca, Cauca, Nariño y Putumayo.

No obstante, este último departamento es su principal zona de influencia dado que se su mayor mercado se encuentra en los municipios de Puerto Asís, Valle del Guamuez, Orito y San Miguel. De acuerdo con Segovia, la procedencia de dichos productos es el resultado de cultivos manejados con buenas prácticas agrícolas y certificados como orgánicos.

“Nosotros hacemos acuerdos comerciales para llevar esos productos a mercados donde los productores campesinos no podrían. Además, nosotros les apoyamos con todo lo que es la logística de transporte y les damos un precio sustentable y a largo plazo”, cuenta.

Estas contribuciones por parte de la Cooperativa se dan, en gran medida, debido a que los campesinos afiliados entregan su producto en bruto a la planta de producción ubicada en el municipio de Puerto Asís, lugar en el que se procesa y transforma la materia prima para su distribución en diferentes mercados.

Dicha comercialización se efectúa gracias a aliados estratégicos que tienen en la zona como en el caso de la Cooperativa de productores de Palmito (COOPALMITO), empresa que contribuye a que más de 150 productores se vean beneficiados, según afirma María del Pilar Prieto Rojas, representante legal de CorpoCampo.

Asimismo, agrega que la costa pacífica es otra de las zonas de influencia para la producción y transformación de Palmitos de Naidi y del fruto exótico de esta misma palmera. Dicho fruto hace parte de la cultura del pacifico colombiano, el cual se considera un medio de subsistencia para estas comunidades y que también ha sido potencializado gracias al trabajo de esta organización social.

Por ello tienen pensado que, a futuro, CorpoCampo sea la mayor comercializadora de productos de desarrollo alternativo en el país, pues confían en las capacidades de los campesinos colombianos para llegar a ser una población sustentable y auto sostenible; que tienen el derecho a salir adelante pese a las crisis y adversidades que diariamente deben enfrentar.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar