Denuncian graves hechos en el traslado de pacientes en ambulancia en Putumayo

hospital-de-mocoa-770x392-770x470

Los serios señalamientos que hace una funcionaria de la ESE Hospital José María Hernández de Mocoa y el presidente del sindicato de los trabajadores de esa institución, las cuales se difundieron a través del informativo Impacto Regional, dirigido por el periodista Luis Eduardo Alegría, ha desatado un escándalo de enormes proporciones en el Putumayo, sobre lo que serían algunas presuntas actuaciones irregulares en el proceso de traslado de pacientes en ambulancia desde ese hospital hacia otros centros asistenciales del país.

“Las irregularidades son como por ejemplo, en referencia se lleva un control súper estricto de la salida de las ambulancias; Asistencias Médicas del Sur, ha sido testigo de que a ellos les hacen un control súper estricto, a diferencia de la Clínica Inan; dicen que llevan una remisión medicalizada, la registran como medicalizada, cuando realmente no va medicalizada y eso me parece algo súper gravísimo”, fue una de las denuncias que hizo la enfermera, Katherine Marisol Imbajoa, auxiliar de referencia de ese hospital, quien ha asegurado tener pruebas de estas presuntas irregularidades en dichos procesos. “Las cobran como medicalizadas, cuando realmente jamás prestaron un servicio como medicalizadas sino como un servicio básico”, agregó.

De acuerdo a la funcionaria, todas las pruebas de lo denunciado a través de los medios, se encuentran en los registros de referencias que lleva la institución. “Reposa en el libro de control de referencia, cuatro salidas de la Clínica Inan, medicalizadas, con el mismo médico, a la misma hora y para el mismo lugar”, manifiesta, asegurando que estarían cobrando un servicio que no lo están prestando, y aclara que un servicio de estos, de traslado de pacientes en ambulancia medicalizada, cuesta el doble de lo que cuesta un traslado en ambulancia básica.

Como si fuera poco, a estos graves señalamientos, la auxiliar de remisiones cita otra situación posiblemente irregular que se estaría presentando en esa institución; “realmente no sé si sea legal en este caso, que en una ambulancia, saquen hasta dos o tres pacientes; a nosotros nos ha tocado así, hemos sacado pacientes por orden de nuestro jefe”, agrega la enfermera, quien asegura que estos servicios también estaría siendo facturados como si los pacientes fueran traslados, de a uno por ambulancia, en el que cuestiona además el riesgo en el que se expone a los enfermos que por su estado crítico de salud, requieren de atención en otro centro asistencial.

De acuerdo a Jaime Trejos, presidente del sindicato de los trabajadores del Hospital José María Hernández, todo esto se habría conocido tras un incidente registrado la semana pasada entre la enfermera y Oscar Burgos, quien se desempeña como jefe de referencia y contra referencia de esa institución, quien habría hecho algunos reclamos por unas remisiones que no se habrían asignado a la clínica en mención; “según la información que me dan, en los registros de viajes de las ambulancias, de cada cinco viajes de SOAT, cuatro son para la Inan y una para el hospital; cada viaje oscila entre tres y cuatro millones de pesos”, indicó Trejos.

En las declaraciones entregadas al periodista Eduardo Alegría, el presidente del sindicato, asegura que en los reportes de auxiliares de enfermería y conductores de las ambulancias, también se estaría dando la situación de que pacientes estarían siendo trasladados en ambulancias del hospital, con papelería de la clínica mencionada; “en nuestras ambulancias viajan los pacientes con papelería de la Clínica Inan, tengo las fotocopias de una remisión y no aparecen registradas en los libros. Esto no es nuevo, salió a flote lo que todos en el hospital conocemos y vemos el manejo que le están dando a nuestras ambulancias”, concluyó Trejos.

Frente a estos señalamientos por presuntos manejos irregulares, tanto el gerente del Hospital José María Hernández como el jefe de referencia y contra referencia, salieron a responder a los medios radiales; “la noticia la recibo con indignación, la declaración que hace el señor Jaime Trejos y la señora Marisol Imbajoa, son sin fundamento y se deben a una inconformidad, ya que por conductas de indisciplina, se le ha hecho reiterados llamados de atención a esta niña y con respecto a ese día ella se tomó atribuciones que no le corresponden y de entorpecer el proceso de referencia”, explicó Oscar Burgos quien lidera las remisiones en el hospital.

El funcionario señalo también, que bajo su responsabilidad y funciones no está el de asignar las ambulancias para el traslado de los pacientes en el proceso de remisiones; “yo no estoy a cargo de ambulancias, no tengo nada que ver con el proceso de ambulancias”, exaltó el funcionario. En las declaraciones también Burgos mencionó que los valores de facturación del servicio de ambulancias han aumentado, en relación con el año anterior y finalizó aclarando que en ningún momento ha recibido órdenes de la secretaria de Salud Departamental ni de la gobernadora del Putumayo, para dar algún manejo al tema de las ambulancias, tal y como se había comentado en este incidente y aseguró que iniciará acciones jurídicas sobre estos señalamientos que asegura él, están afectando su buen nombre.

Heraldo Muñoz, gerente del Hospital José María Hernández, también respondió a estas denuncias e indicó que por parte de la Secretaría de Salud y de la misma Gobernación tiene las instrucciones de utilizar los servicios de las cinco ambulancias con las que dispone la institución, pero que esto no ha sido posible por la falta de médicos para los traslados que requieren del acompañamiento de un profesional, por lo que ha sido necesario contratar este servicio con empresas de ambulancias externas; el directivo indicó que para esto ya se están haciendo gestiones para contratar más médicos en ese hospital.

Sobre este escándalo que se suma al que ya se había denunciado hace algunos días en el departamento, sobre el transbordo de pacientes en plena vía, de una ambulancia medicalizada a una básica, ni la secretaria de Salud Departamental, Luz Dary Ortega, ni la gobernadora del Putumayo, Sorrel Aroca se han pronunciado sobre medidas para determinar si efectivamente, esto se estaría registrando en el traslado de pacientes hacia otros centros asistenciales, que en los últimos días se ha convertido en un jugoso negocio que deja grandes utilidades a los empresarios de las ambulancias privadas.

Fuente : ConexionPutumayo.com

Estalla escándalo por presuntos manejos irregulares en la contratación de ambulancias en Mocoa

Share This Post