Pablo Gaspar Muñoz Cadena (Pablito) – Reseña Bibliográfica

Mg. Gerardo Sánchez
Mg. Gerardo Sánchez

PAGINAS SUELTAS DE UN MAESTRO.
por el Magister Gerardo Franco Sánchez Narváez.

San Francisco ( Putumayo ) fue fundado el 5 de Junio de 1.902, hace 114 años, por el Padre Jesuita Fray Lorenzo de Pupiales en compañía de un grupo de personas que no queriendo ser un problema para los indígenas de Sibundoy, resolvieron asentarse en una pequeña meseta llamada Wairasacha en donde se encontraba la única vivienda perteneciente al indígena Domingo Miticanoy, para después tomar el nombre de San Francisco. Forma parte de las cuatro poblaciones del Valle de Sibundoy o “ La Suiza Suramericana “, calificativo que le dio un Cura Español y que lo repite en sus editoriales el amigo Roberto Ortiz Bravo.

Allí, en esta floreciente ciudad, nació Pablo Gaspar Muñoz Cadena, un personaje querido y admirado por la gente de Mocoa donde reside y de todo el Putumayo que lo conoce como Pablito. Vio por primera vez la luz del día el 13 de Junio de 1943.

Realizó estudios en el Colegio Seminario de Sibundoy y en el Seminario Conciliar de Pasto. Posteriormente se graduó como Maestro Superior en el Instituto Pedagógico Militar.

El 1 de Agosto de 1975 la Universidad de Nariño le concedió el título de Licenciado en Ciencias de la Educación con especialidad en Ciencias Sociales. El 12 de Octubre de 1990 la Escuela de Postgrado de la Universidad de Nariño le otorgó el título de Especialista en Metodología de la Enseñanza de la Geografía. En su larga trayectoria ha participado en innumerables cursos y talleres de profesionalización.

Publicó en revistas y periódicos temas históricos y geográficos de gran importancia, entre los que se destacan: Inventario general de bienes de la educación del Putumayo, Metodología de las Ciencias Sociales, Currículo de Ecología, Prevención y atención de desastres, Diagnóstico general del sector sur oriental del departamento de Nariño, Ciencias Sociales, Juegos de Leydi. Escribió el texto titulado Espacio Geográfico del Putumayo del cual tomé sus datos biográficos.

Desempeñó varios cargos públicos. Fue Rector y fundador del Colegio Almirante Padilla de San Francisco. Supervisor de Educación, Director del Centro Experimental Piloto del Putumayo, Delegado del Ministerio de Educación y Secretario de Educación.

Cuando se desempeñaba como Delegado sucedió un caso especial. Mientras se encontraba en Bogotá en las oficinas del Ministerio de Educación, los maestros se reunieron en Colón para organizar un paro con el fin de reclamar unos derechos incumplidos por el Gobierno Nacional. Le hizo conocer el impasse al Señor Ministro y este le respondió, según él, Pablito ” Ojo con Colón “. De allí en adelante cuando se presentaba alguna anormalidad, en los pasillos del FER se escuchaba la muletilla “ Ojo con Colón.”

Siendo miembro de la Defensa Civil organizó un grupo de niños para hacerles conocer el protocolo de la Institución y con su uniforme respectivo prepararlos para el servicio de la comunidad. Los denominaba los “ Civilitos “

Determinado día se le ocurrió organizar la Academia Putumayense de Historia. Para ello citó a intelectuales y amantes de la cultura de los trece Municipios. Se redactaron estatutos y se eligió en forma democrática la Junta Directiva de la APH, quedando Integrada por Pablo Muñoz Cadena, Gustavo Torres Chamorro, Norberto Samboní, Germán Martínez Perafán, Ana Ayda Betancourt, Edilberto Erazo Castillo y Gerardo Franco Sánchez Narváez. Posteriormente se consiguió la Personería Jurídica y el reconocimiento como Organo Consultor de la Historia mediante Ordenanza emanada de la Honorable Asamblea Departamental del Putumayo.

Pero como Presidente de la misma fue más allá. Bajo el brazo cargaba proyectos para obtener recursos y conseguir una oficina en el Palacio Departamental. Solicitó varias audiencias ante autoridades departamentales sin lograr hablar con ellas. Pero seguía constante y llegó a tocar puertas a donde los familiares mamás o esposas sin obtener resultados satisfactorios. Por fín aceptó lo que se le había dicho. Es difícil conseguir esos auxilios porque la Cultura y la Historia no dan votos. Sin embargo no pierde las esperanzas y continúa en la brega acompañado de quienes quieren al Putumayo.
Pablito es una persona valiosa.


Share This Post