Farc atacaron estación de crudo en Putumayo

El atentado a la estación procesadora de crudo Quillacinga se suma a los ataques perpetrados ayer lunes por el Frente 32 de las Farc a las tuberías de Orito-San Miguel y Orito-Churuyaco en el departamento de Putumayo. (El País
El atentado a la estación procesadora de crudo Quillacinga se suma a los ataques perpetrados ayer lunes por el Frente 32 de las Farc a las tuberías de Orito-San Miguel y Orito-Churuyaco en el departamento de Putumayo. (El País

IP pudo confirmar en fuentes locales que este nuevo  hecho de violencia perpetrado por las Farc contra la infraestructura petrolera de esa región fue realizado a las 3:41 a.m. de hoy. El ataque contra las instalaciones de la estación procesadora de crudo provocó la destrucción de dos tractomulas que realizan los servicios de transporte de petróleo, como consecuencia de los impactos de los tatucos (armas hechizas), cilindros y ráfagas de fusil.

El alcalde de Puerto Asís, Ricardo Burbano, declaró que hasta ahora las autoridades del Putumayo no han confirmado la existencia de  víctimas fatales por el atentado a la estación procesadora de hidrocarburos.

Otras fuentes le dijeron a IP que el Ejército Nacional está controlando la situación y ha iniciado  la desactivación de los artefactos que no explotaron.  

Las autoridades de la región realizan en Mocoa, capital del Putumayo, un consejo de seguridad para evaluar los daños a la infraestructura petrolera y de orden público en esa zona fronteriza con el Ecuador.

Otros atentados

El ataque a la estación procesadora de crudo Quillacinga se suma a los perpetrados ayer lunes por el Frente 32 de las Farc a las tuberías de Orito-San Miguel y Orito-Churuyaco en el departamento de Putumayo, junto a Loro 8 y Loro 1 en el área, controladas por Ecopetrol. La infraestructura transportaba 305 barriles diarios de los pozos, según confirmó la petrolera estatal.

Igualmente el país vivió en días pasados acciones violentas contra  una torre de energía en Buenaventura, que dejó sin servicio a 500.000 habitantes, en donde la fuerza pública adelanta labores desde el domingo pasado con el objetivo de restaurar el servicio en esa localidad y las poblaciones de Juanchaco y Ladrilleros. Ha sido necesario asegurar la zona y permitir que las cuadrillas de técnicos ingresen a realizar las reparaciones correspondientes.

Sobre las acciones terroristas realizadas por las FARC en los últimos días —después de que ese grupo armado ilegal declaró desde La Habana, Cuba, la suspensión del cese al fuego unilateral— el ministro de Minas y Energía, Tomás González Estrada, rechazó todas las acciones terroristas contra la población colombiana, la infraestructura y el acceso a los servicios públicos, e hizo un llamado para que la población denuncie actos sospechosos que permitan a las autoridades anticiparse y actuar en protección de las estructuras energéticas.

“El Ministerio de Minas y Energía rechaza estas acciones que atentan contra la calidad de vida de las personas, es muy lamentable que los más afectados sean habitantes de regiones vulnerables. Estos actos merecen el rechazo contundente de todos los colombianos, atentan contra las comunidades y el medio ambiente; son atentados contra el desarrollo de nuestro país”, dijo el jefe de la cartera de Minas.

En relación con el ataque terrorista a la infraestructura eléctrica en Buenaventura, el Ministerio de Minas y Energía informó que la empresa Epsa ha logrado que el servicio de energía eléctrica se preste de manera continua a los hospitales, centros de salud, base de la armada y sedes de otros entes oficiales. Así mismo, el ministerio hizo un llamado a la ciudadanía para que denuncie cualquier acto sospechoso contra la infraestructura energética del país. Esta es la mejor manera de evitar afectaciones en la prestación de los servicios públicos de los colombianos.

De acuerdo con un informe de la Ágora Consultoría, firma especializada en la gestión y el análisis de riesgos en el país, el número de atentados contra la infraestructura petrolera entre enero y abril de este año, había disminuido  en 90% frente al mismo periodo de 2014, pasando de 41 ataques a 4 en 2015.

El año pasado, en el mismo periodo, los atentados causaron pérdidas por 700 mil millones de pesos (289.657.000 de dólares), al dejar de producir 3.082.356 barriles de petróleo por atentados y bloqueos de comunidades.

Recrudecen atentados FARC ATACARON ESTACIÓN DE CRUDO EN PUTUMAYO, por Miguel Ángel Flórez Góngora

Share This Post