Hernán Rios Gonzalez – Páginas sueltas de un maestro

Mg. Gerardo Sánchez
Mg. Gerardo Sánchez

Por el Mag. Gerardo Franco Sánchez Narváez.

Para escribir sobre este gran hombre principio citando las palabras del connotado escritor Antonio Machado: “ Caminante no hay camino se hace camino al andar ”. Les confieso que no me costó trabajo estampar estas letras pero sí poder entrevistar y recibir información valiosa de quienes conocían sobre su vida y obra como su hijo Jorge Ríos Paz y sus amigos entre otros Guido Revelo Calderón, Edgar Quiroz Rivas y Luis Parménides Guerrero.
En sí viene a ser un resumen de todo lo que ellos me dijeron mas los apartes de un libro titulado “ Hombres haciendo patria en la otra Colombia “ Antología de Jorge Fuerbringer Bermeo. que me lo envió desde Puebla, Méjico, donde reside.

Don Hernán, nació en el Jardín, Antioquia, el 21 de Noviembre de 1916 y murió en la ciudad de Cali el 18 de Enero de 1992. Desde niño, desde los bancos escolares, demostró enorme capacidad para trabajar en faenas y problemas que requerían esfuerzo. Ingresó a la Universidad y estudió unos años de Derecho. Como Antioqueño de pura cepa recorrió tierras y en un momento dado apareció en Popayán en donde se dedicó al periodismo escribiendo artículos de de distinta índole, especialmente de carácter político y administrativo. En Popayán se desempeñó también como Director del Bloque Surcolombiano que estaba formado por los Departamentos de Cauca, Huila y Nariño y las Comisarías de Caquetá y Putumayo, cuya sigla era “ SURCO “.

En el año de 1961 por Decreto Presidencial fue nombrado Comisario Especial de Putumayo. En el libro Hombres haciendo patria en la otra Colombia , se puede leer: “ El día que llegó don Hernán a Mocoa está impreso en los corazones y la memoria de muchos…..Con acento paisa y magistral manejo del idioma cervantino el tan esperado personaje saludó amablemente, expuso su plan de Gobierno, destacó su nuevo compromiso para enfrentar los retos que le planteara la región y concluyó que había llegado al Putumayo para quedarse, porque desde hacía ya mucho tiempo lo había fascinado.” Don Hernán sin descanso recorrió todo el territorio conociendo sus necesidades.

Así pudo buscar fórmulas de solución para algunos de los problemas que se presentaban. A continuación hago conocer varias de sus obras importantes. Reactivó la fábrica de licores del Putumayo dejándola en completa producción. Inició la construcción de la variante Mocoa – Villagarzón, que hoy llamamos la corta. Organizó un fondo de ayuda a los jóvenes que estudiaban fuera de la Comisaría. Creó cuatro Colegios Agrícolas en diferentes ciudades de la Comisaría Inició la construcción de la carretera Villagarzón – El Guineo – Río Putumayo. Promocionó la fundación del Club de Leones de Mocoa. Impulsó el deporte haciendo construir la segunda cancha de baloncesto en el patio central de la Casa Comisarial. Inició la construcción de la vía Mocoa – Río Mocoa ( Puente metálico ) vía a Pitalito. Era alegre y le gustaba la música. Después de una semana de arduo trabajo por orden de don Hernán se abría la puerta principal de la Casa Comisarial los viernes por la noche y a manera de integración los jóvenes y las bonitas adolecentes, que hoy las que viven siguen siendo bellas, danzaban en los corredores de granito y en el patio contiguo hasta el amanecer al son de la Feria de Manizález, la Pollera colorá, la Piragua de Guillermo Cubillos y no podía faltar la Guaneña seguida de unos boleros escogidos, que solo la dama sabía de donde venían y para donde iban.

En 1964 fue nombrado Comisario del Guainía por su experiencia y como reconocimiento a su capacidad y dedicación al Putumayo. Uno de los principales objetivos era fundar una capital de este territorio y para ello había que internarse en la selva milenaria. Lo acompañaron en esta empresa su hijo Jorge Ríos Paz, Faustino Pantoja, Hernando Ruiz, maestro de obra, Nazario Cuarán, Néstor Fajardo. Estos dos se quedaron allá para siempre; Carlos Quintana, operador de máquina pesada y otros. A Elías Pazmiño, como inspector de obras, lo acompañaba su esposa Carmen Berenice Ortega. Cuenta su hijo Jorge Ríos que llegaron a la Ceiba donde existía un internado dirigido por un misionero católico. Allí precisamente fundaron Puerto Inírida. En 1982, resalta el antes nombrado libro, el presidente-poeta Belisario Betancourt hizo una visita a esta región y sostuvo el siguiente diálogo con un periodista. Presidente, a qué viene si aquí no hay votos ? Y el Presidente le respondió ¡ No hay votos, pero hay mucha patria !.
Fue el primer Alcalde de Puerto Asís. Según Merceditas Osejo también socio fundador del Club de Leones de Puerto Asís. Importante el siguiente hecho histórico: Fue fundador de la Liga de Comerciantes de Puerto Asís, hoy la CAMARA DE COMERCIO DEL PUTUMAYO.

Son rasgos de la vida y obra de Don Hernán Ríos González, sobrando material importante con el cual se pudiera escribir un libro.


Share This Post