Identifican siete nuevas razas de maíces criollos

Palmira, may. 08 de 2015 – Agencia de Noticias UN-

Timbrado, negro de tabanok, rojo sureño y azul vallecaucano son algunas de las siete nuevas razas colombianas de maíz encontradas en Putumayo y Nariño por el Grupo de Investigación en Recursos Fitogenéticos Neotropicales (Girfin) de la U.N. Sede Palmira.

Tanto el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), como investigadores de la U.N. Sede Palmira han avanzado, entre el 2007 y el 2014, en la actualización de la información sobre el estado inicial de las 23 razas colombianas de maíz descritas en los años 50 por investigadores de Estados Unidos. Esta situación varió levemente con la aparición de otras razas.

Para ello, se evaluó el grado de variación genética de los maíces indígenas y criollos de Colombia así como su distribución geográfica, con miras a enriquecer el banco de germoplasma que maneja el ICA.

Se utilizaron sistemas de información geográfica que permitieron elaborar mapas y ubicar los maíces encontrados en los departamentos de Valle del Cauca, Putumayo, Cauca, Cundinamarca, Nariño, Boyacá, Norte de Santander y Tolima. Una vez analizada la localización, se estableció que algunas especies han sufrido una pequeña redistribución desde el centro y la costa Atlántica hacia el suroccidente del país, especialmente en Nariño, Cauca, Valle del Cauca y Putumayo.

Esta redistribución se debe a cambios en el uso del suelo, desplazamientos humanos derivados de fenómenos sociales y naturales, ausencia de programas de conservación y factores relacionados con procesos evolutivos como deriva genética, mutaciones o hibridación con materiales mejorados.

Para los investigadores de la U.N. Sede Palmira y del ICA, el hecho de que el suroccidente colombiano tenga mayor riqueza en diversidad de maíces hace importante el papel del Gobierno en la creación de programas que promuevan la conservación del patrimonio genético, sobre todo en Putumayo, donde los maíces de las razas timbrado, negro y rojo de Sibundoy presentan un grado de amenaza.

Al analizar las razas existentes y las nuevas, se pudo determinar que se han adaptado al cambio climático, lo cual ha generado variación genética.

Esto se hizo en el Laboratorio de Biología Molecular de la Sede Palmira. Allí, se tomaron 63 muestras de 18 razas que están en el banco de Germoplasma del ICA y se realizó un análisis de diversidad genética mediante el empleo de marcadores moleculares tipo RAMs.

La variedad molecular permitió determinar que gran parte de la diversidad genética se encuentra dentro de las razas y que resulta de gran importancia en los procesos de adaptación que ha tenido el maíz en Colombia en los últimos años.

Para Martín Emilio Rodríguez, de la Dirección Técnica de Semillas del ICA, “este nuevo mapeo de las razas de maíz criollo va a permitir hacerle frente al cambio climático, sobre todo porque el maíz se ha adaptado en el país tanto a climas fríos como secos, siendo un recurso alimenticio por excelencia. Asimismo, nos va a permitir estudiar el potencial de las nuevas variedades”.

Pero el trabajo del Girfin no termina aquí, según lo afirma la investigadora Creuci María Caetano: “El estudio tiene que continuar. Realizar inventarios de variedades locales de maíz en aquellos departamentos de Colombia en los cuales no se ha hecho recolección oficial hasta el momento, es fundamental para seguir conociendo la real diversidad de este recurso genético”.

(Por:Fin / MAS/AC)

http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/ndetalle/article/identifican-siete-nuevas-razas-de-maices-criollos.html

Share This Post