Espeleología en la Frontera con el Cauca – Ruta Ecoturística a Licamancha

Foto : http://centroturisticofindelmundo.blogspot.com
Foto : http://centroturisticofindelmundo.blogspot.com

Por Silvio López Fajardo. ´- 23 de marzo de 2015

Dentro de los recorridos de aventura en la naturaleza, después de 17 años volví a realizar espeleología en la Caverna de Lincamancha, que se encuentra en la Baja Media Bota Caucana. inici{e un Domingo el recorrido a las 7 de la mañana desde la hermosa Plaza de mercado “Sangoyaco” de la ciudad de Mocoa, por valor de 3 mil pesos, cogí el transporte por 30 minutos, hasta la vereda Fronteriza, vía Principal a Pitalito o Bogotá, el punto llegada también se lo puede identificar como el puente del rio Caquetá, en donde forma un cañón de especial belleza y altura, punto que limita el Putumayo, con el Departamento del Cauca.

En este punto estratégico podemos encontramos con una rica diversidad étnica indígena, afro y varias veredas de colonos, como el Señor Jhon Jairo Trejos que pertenece a la Vereda el Diamante, en donde se encuentra las galerías de la Licamancha y su agua que muchos la toman para sanar sus dolores de huesos, uso que ya tiene varias décadas en la región y en otros lugares para la cura de animales.

Con acompañamiento de mi guía local iniciamos el recorrido de 15 minutos por camino de herradura, hasta el cañón del Mandiyaco, (rio que manda), ahí nos esperaba la chalupa con quienes iniciábamos el trayecto por el Rio Caquetá, bajamos lentamente por unos chorros accesibles, dejamos unos acompañantes en la playa de la primera vereda y continuamos nuestro recorrido hasta llegara a la Playa del Diamante. Se continúa por camino de herradura por 40 minutos a paso firme y lento hasta llegar al caserío de la Vereda del Diamante, con su respectiva escuela. Pasando este trayecto se continúa hasta llegar a la casita rosada de la familia del Señor Jhon Jairo de su esposa Nelly y su hijo Anderson. Quienes están interesados en el proceso ecoturístico y espeleológico (Cavernas) de la zona.

Luego de un breve descanso y de hablar de la importancia del ecoturismo para la Bota media Caucana y de la responsabilidad de las instituciones en el proceso, se decide continuar la brecha del camino de 15 minutos hasta llegar la rio Caquetá y a la entrada de la hermosa caverna de Licamancha, teniendo en cuenta que la puerta en época de invierno es posible que el caudal del rio Caquetá inunde el lugar. Se observa en su inicio de la caverna la salida de agua cristalina, formando una quebrada que se llama la Licamancha. Para el ingreso se toma la hora para determinar cuánto tiempo es el recorrido, así con mucho cuidado se continúa la ruta y muy pronto se llega al chorro de Yaco, junto este fenómeno natural se encuentra la columna de la Amistad, en donde se la abraza para espiritualmente cargarse de energía pura.

Se continua el recorrido que desangra la quebrada Licamancha   y nos topamos con murciélagos que revoletean a centímetros de nuestra cara y con sus ondas sonaras se permiten no chocar con los espeleólogos.

De esta manera se avanza en la exploración de las emociones y encontramos en su recorrido el gotear del agua calcificada de la licamancha, que forma estalagmitas que crecen desde el piso y estalactitas que bajan lentamente desde el techo de la caverna, para formar finalmente la columna. Puntas de rocas que el recorrido desafortunadamente observamos que muchas de estas han sido quebradas por personas que desean llevarse un pedazo o hasta una carga rocas de licamancha, en muchos visitantes esta situación genera tristeza, ya que destruyen un patrimonio natural invaluable, que se ha construido por miles de años. Por lo tanto por estos hechos es recomendable que el propietario del Diamante construya y coloque una puerta con seguro, para evitar que personas inescrupulosas sigan destruyendo las figuras talladas por el agua, el viento, el tiempo y el aleteo de los miles de murciélagos.

Mas al fondo se puede observar otras cascadas y unas galerías en donde no es necesario mantenerse agachado, por lo general la caverna posee un tamaño apropiado para movilizarse en pie. En varios trayectos se han caído unas rocas que se hace necesario caminar con cuidado ya que presentan barro y se torna lisas, ahí se observa unos insectos blancos que rondan estas rocas, así mismo una arañas de patas largas.

Explorando las entrañas de la caverna por una hendija introducimos un rayo de luz y miramos una manada de cavernícolas vampiros que se colgaban del techo de una galería donde se expone una mayúscula obra de arte contemporáneo, de colores y formas majestuosas talladas lentamente por el devenir del tiempo y el girar de aguas misteriosas que deambulan desde el centro de la tierra, aun dejando ver los viejos vestigios de fósiles marinos.

En el anterior paraje se observa una camino en excelentes condiciones, el cual sugiere a ver sido visitado por cientos de visitantes enanos que de seguro partieron al más halla, ya que cuentan los ancestros y el Padre Luis Tamayo que en paz descanse que algunos arriesgados aventureros se perdieron en las galerías de la silenciosa Licamancha, mas unos se atreven a afirmar que unos extranjeros salieron a la cueva de los Guacharos en el Departamento del Huila.

Después de haber caminado en la oscura oscuridad de la Licamancha, aproximadamente por 2 horas de ingreso y regresamos con Jhon Jairo, disfrutamos la toma de fotografías hechizas, que espantan los nervios del silencio y olvido de la murallas esculpidas aun por la oscuridad. Tterminado el recorrido aventurero a las 3.30 de la tarde de aquel día que no hay que olvidar, ni por el espanto de los vampiros que viven en la hermosa Caverna de Licamancha. Para finalmente escuchar el canto de la aves y mariposas que abundan en todo el recorrido desde Mandiyaco a Licamancha, trayecto que muchos pescadores vistan en épocas de subienda, peces que quedan atrapados en el Estrecho y la Desgracia, puntos de referencia de la ruta Andaquí no apta para principiantes, que disfrutan los amantes al deporte extremo del Kayac, destino con alto grado de peligrosidad, con un trayecto desde Mandiyaco de más de 3 kilómetros de recorrido, hasta Puerto Limón, este paraje no es apto para principiantes, se podría decir que es casi un suicidio sin regreso, bajar por los rápidos del cañón del Parque Nacional de los Churumbelos, corredor biológico del tigre Mariposo, el Oso de anteojos y nicho ecológico de la rana cristal.

RECOMENDACIONES PARA VISITAR LA VEREDA EL DIAMANTE Y SU CAVERNA DE LICAMANCHA.

Primero: Contactar el guía local: Jhon Jairo Trejos, Celular 3213340653 o Contactar al autorizado Slvio López celular 3134235589 email: silviolopezfajardo@gmail.com – El Guía local dispondrá la logística desde la Vereda Fronteriza hasta la vereda el Diamante de la Baja Media Caucana., hora de salida al sitio es a las 8 am desde la Fronteriza. Que se iniciara el recorrido desde Mandiyaco. Para la alimentación llevar avió en empaques biodegradables y los no degradables deberán retornarlos al lugar de origen.

  • Valor transporte en canoa ida y regreso $10.000. cuando es grupo mínimo de 10 personas o de lo contrario si es menos de 5 personas el valor es de $60 mil pesos por la ruta de ida y regreso. Cupo máximo del bote es 10 turistas y el guía y motorista. Capacidad de carga para el ingreso a la caverna es de grupos de 15 personas y un máximo de 30 turistas.
  • Valor ingreso a la caverna:

– de 1 a 5 personas $ 50.000.=

– de 6 a 10 personas $ 80.000.=

– de 11 a 15 personas $ 100.000.=

Segundo: Para su ingreso la Caverna Licamancha se recomienda en lo posible una excelente preparación mental y física, con una seguridad básica como tapabocas, casco, linterna con su respectivo repuesto de bombillo, cámara fotográfica y botas pantaneras, así mismo para el recorrido llevar la identificación como la cedula. No se permite el ingreso a la caverna personas menores de 14 años, tampoco personal en estado de alcoholemia o drogadicción, teniendo en cuenta que en ocasiones en el trayecto dentro de las galerías se torna dificultoso. Así mismo al guía se debe informar el estado de salud o si posee alguna dificultad física. Es de recordar que cada persona o espeleólogo amante a este deporte es responsable de los riesgos y de su propia seguridad ocupacional teniendo en cuenta las recomendaciones para su ingreso.

Tercero: Como actividad científica, atrae la atención de geólogos, biólogos, arqueólogos y muchos otros que ven en las cavidades subterráneas un entorno adecuado para la investigación.

Nota: Aun el Guía local no posee las condiciones logísticas como operador turístico, pero es la persona indicada para la visitar la caverna, persona quien se le debe dar todo el reconocimiento, para que con el tiempo pueda organizar mejor la “RUTA ECOTURISTICA EXPEDICION LICAMANCHA” ya que posee todo el interés para que esta zona sea un verdadero diamante turístico para el mundo y pueda en especial la comunidad de la ruta ser la beneficiada directamente evitando intermediarios, que pueden desplazar los elementos culturales de la región.

“Una aventura natural”

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar