Los niños, niñas y jóvenes en zonas de conflicto pintan su futuro con color

Mi futuro en paz - Juan Camilo Meneses (11 años). San Miguel - Putumayo
Mi futuro en paz – Juan Camilo Meneses (11 años). San Miguel – Putumayo

“Imagino un futuro donde hay mucha tecnología, pero que sea utilizada para la paz, que no fabriquen armas, que todos seamos amigos y cuidemos la naturaleza…”

(Niño de 11 años de Putumayo)

 Los niños y niñas pintan su futuro con color

WarChild y sus copartesinvitan a las niñas, niños y jóvenes a usar su creatividad como una herramienta para hacer frente a los efectos del conflicto armado, para que superen sus temores, desarrollen la confianza en sí mismo y en otros para construir sus proyectos de vida alejados del conflicto.

El Festival de dibujo de WarChild“Niños y niñas pintan su futuro con color” nació como una iniciativa de participación e ingenio, buscando que niños, niñas y adolescentes que hacen parte de los proyectos desarrollados por las copartes, dibujaran y narraran historias sobre cómo imaginan sus vidas y las de sus comunidades a futuro.  Sin proponérselo,  ellos plantearon  los aspectos a tener en cuenta para pensar la paz en sus comunidades!

Mas de 450 niños, niñas y jóvenes campesinos, afrocolombianos e indígenas de las comunidades Nasas y Embera-Kathiosde Chocó, Valle del cauca, Cauca, Putumayo y en condición de desplazamiento asentados en Bogotá, participaron en el Festival del dibujo en el año 2013.En sus obras expresaron libremente sus deseos y pensamientos acerca de cómo quieren que sea su propio futuro y cuáles son sus opiniones respecto al mundo en el que vivimos.

Aún viviendo en zonas vulnerables y en medio del conflicto proyectaron su futuro viviendo en paz. Se ven trabajando como chefs, maestros, recolectores de piangua, viviendo en ciudades futuristas que utilizan la tecnología para la paz, como maestros de escuela, artesanos, como cuidadores de la naturaleza,entre otros, pero siempre libres de violencias.

Contexto de los lugares de incidencia de WarChild

Cuando el conflicto armado se extiende se afecta la vida de los niños, niñas y jóvenes dejando efectos devastadores. Como resultado, se tornan ansiosos, depresivos y retraídos, o rebeldes y agresivos. WarChild trabaja para empoderar a los niños, niñas y adolescentes promoviendo su fuerza interna para que desarrollen todo su potencial, crezcan libres de miedo y violencia y transformen su propio futuro. Simultáneamente capacita a los adultos para lograr cambios positivos y duraderos en la vida de los niños, niñas y jóvenes afectados por el conflicto armado.

Su trabajo de concentra en territorios en conflicto y altamente vulnerables a la violaciónde los derechos humanos de niños, niñas y jóvenes.

Toribio en el Cauca,en donde el 95% de su población está conformada por comunidades de la etnia indígena Nasa. En los territorios indígenas,diferentes actores armados mantienen cultivos ilícitos, actividad que genera enfrentamientos y hostigamientos que vulneran directamente los derechos humanos de esta comunidad.

Los índices de acceso a las escuelas es bajo, contrario al de deserción escolar, que alcanza altos niveles. Los niños, niñas y jóvenes  están expuestos al reclutamiento por parte de los actores armados, a campos minados, a sufrir lesiones personales, físicas y psicológicas.

Corinto en el Cauca, está habitado por población indígena, mestiza, afrocolombiana y campesina, de las que el 44% se auto reconoce como indígena.

La población de Corinto converge en un contexto de violencia, alta influencia de grupos armados y cultivos ilícitos. Las constantes confrontaciones armadas han llevado a la vulneración del desarrollo, respeto y práctica de los derechos humanos. Los niños, niñas y jóvenes están en riesgo de servinculados en el conflicto armado, a ser empleados en el comercio ilícito y a la explotación sexual.

Chocó,en el pacífico colombiano, está habitada por población mayoritariamente afrocolombiana, seguida por la población indígena de las comunidades Emberá y Wonuna.

Es uno de los departamentos con mayor índice de pobreza e indigencia. Los niños, niñas y jóvenes son particularmente vulnerables y objeto de atropellos y violaciones a sus derechos. Enfrentan problemáticas como desapariciones, tráfico de personas, prostitución, enfrentamientos, amenazas y masacres, reclutamiento por parte de los actores armados, además de los altos índices de desplazamiento forzado que los expone a problemas de confinamiento, desnutrición y mortalidad infantil, así como a la pérdida de valores culturales.

Cuidando y defendiendo nuestro territorio - Elena Amalfi Piamba - Villagarzón (Putumayo)
Cuidando y defendiendo nuestro territorio – Elena Amalfi Piamba – Villagarzón (Putumayo)

San Miguel y Villa Garzón en el Putumayo,están habitados por mestizos, indígenas y afrodescendientes de diferentes orígenes religiosos, políticos y culturales. Las migraciones han sido históricamente comunes en las familias de Putumayo, debido a la explotación petrolera y minera, la construcción de megaproyectos viales y a los desplazamientos forzados a Ecuador en busca de un entorno más seguro.

Putumayo, según el Equipo Humanitario Local –EHL, es uno de los departamentos más afectados por el conflicto armado en Colombia. Sus niñas, niños y jóvenes, han estado expuestos a asesinatos y masacres, además de encontrarse en alto riesgo de reclutamiento y a ser explotados en trabajo infantil.

Bogotá D.C sufre un proceso acelerado de urbanización como consecuencia del avance de la modernización y la industria, así como del incremento de personas forzadas a desplazarse por la intensificación del conflicto armado.

El impacto del desplazamiento ha generado  efectos sociales de fragmentación familiar, interrupción de la actividad productiva e incremento de condiciones de pobreza, marginalidad e inseguridad para las personas desplazadas, que generalmente llegan a sumarse a los cinturones de miseria de grandes urbes, como la ciudad capital. Los derechos de los niños, niñas y adolescentes son  vulnerados así,  por bandas criminales, y todo el entorno de  inseguridad; expendio de drogas y explotación en trabajo infantil.

Buenaventura en el Valle del Cauca.Según el Plan Local de Empleo 2011-2015, el 80% de la población se encuentra bajo la línea de pobreza e indigencia que demuestra que en general, la población no posee medios, ni posibilidades laborales que les permitan subsistir y cubrir sus necesidades mínimas básicas.

Como consecuencia del conflicto armado, el narcotráfico y la presencia de grupos armados que se disputan el dominio territorial y económico los niñas, niños y jóvenes viven en medio de una grave situación de violencia. Diariamente se registran homicidios, desapariciones, desplazamientos forzados, fragmentación familiar en medio de una carencia de oportunidades educativas.

El concurso de dibujo de WarChildHolland en Colombia

El próximo 11 de septiembre a las 9:00 am. en  Villa Santa María, Centro de Eventos y Convenciones – Salón El Moral en la  Carrera  6 A No. 118-35 Parque de Usaquén,  WarChildHolland en Colombia presentará el resultado del festival  de dibujo 2013 “Los niños y niñas pintan su futuro con color”, creado para que 450   niños, niñas y jóvenes que viven en un entorno de conflicto armado, tuvieran la oportunidad de expresar creativamente a través del dibujo y la narración, cómo sueñan su propio futuro y cuáles son sus opiniones respecto al mundo en el que vivimos.

Nos acompañaran  20 niños, niñas y adolescentes  de comunidades campesinas, afrocolombianos e indígenas de las comunidades Nasas y Embera-Kathios de Chocó, Valle del Cauca, Cauca, Putumayo y en condición de desplazamiento asentados en Bogotá, para mostrar sus obras y compartir las experiencias de sus regiones y los sueños que tienen para el futuro.

WarChild  y sus copartes invitan a las niñas, niños y jóvenes a usar su creatividad como una herramienta para hacer frente a los efectos del conflicto armado, para que superen sus temores, desarrollen la confianza en sí mismos y en otros para construir sus proyectos de vida alejados del conflicto.

En las regiones en conflicto los niños, niñas y jóvenes están expuestos al reclutamiento y utilización  por parte de los actores armados, a campos minados, a sufrir lesiones personales, físicas y psicológicas, a ser empleados en el comercio ilícito, a la explotación sexual, desapariciones, tráfico de personas, prostitución, enfrentamientos, amenazas y masacres, desplazamiento forzado, a la pérdida de valores culturales, a la explotación del trabajo infantil, a la fragmentación familiar, entre otras atrocidades. El conflicto armado genera  graves vulneraciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes que crecen en estos contextos  y exacerba otras violencias en los ámbitos familiares y escolares. Como resultado, los niños, niñas y jóvenes se tornan  rebeldes y agresivos, pierden capacidad para concentrarse y su rendimiento académico disminuye.  Esto hace que pierdan el año o deserten de las escuelas, aumentando las probabilidades que acepten las propuestas de los actores armados.

Gloria Amparo Camilo, Directora de País ( E ) de WarChildHollanden Colombia manifiesta: “Hacemos presencia  en Colombia desde 2005, para minimizar el impacto del conflicto en sus vidas, promoviendo el bienestar psicosocial,  el derecho a la educación y la  protección de los niños, niñas y jóvenes, y desencadenar la fuerza interna que ellos tienen  para forjar su propio futuro. Este Festival  ha sido una gran experiencia, nos ha permitido reconocer  el potencial que tienen los chicos para soñar un futuro en paz, en medio del conflicto, ellos se ven como sujetos constructores de paz y protectores de la vida y no como objetos de violencia.   Se ven trabajando como chefs, maestros, recolectores de piangua, viviendo en ciudades futuristas que utilizan la tecnología para la paz, como maestros de escuela, artesanos, como cuidadores de la naturaleza, entre otros, pero siempre libres de violencias”

war childWarChild es una organización no gubernamental holandesa, presente en Colombia desde 2005. Es independiente e imparcial, que le apuesta a un futuro de paz para los niños, niñas y jóvenes afectados por el conflicto armado.

Copartes d WarChildHolland en Colombia que participaron en el Festival

Corporación Casa Amazonía – CoCA (Putumayo), Fundación de Espacios de Convivencia y Desarrollo Social – FUNDESCODES (Valle del Cauca), Centro de Educación, Capacitación e Investigación para el Desarrollo Integral de la Comunidad – CECIDIC (Cauca-Toribio), Fundación para el Desarrollo Social y Cultural – Talentos (Cauca-Corinto), Fundación Agencia de Comunicaciones, Periodismo, aliado de la Niñez, el Desarrollo Social y la Investigación – PANDI (Cundinamarca) y Pastoral Social Indígena Diócesis de Quibdó (Chocó).


Share This Post