Estas campañas navideñas han logrado que más de 700 guerrilleros hayan dejado las armas

131204 las2orillasLas2Orillas

Luces, balones y hasta chupos de bebé, han servido para desmovilizar guerrilleros sin tener que disparar ni una bala. Hasta el Presidente Santos ha participado en las creativas campañas.

Las campañas anuales lanzadas por el Ministerio de Defensa han logrado desmovilizar 710 guerrilleros durante la época de fin de año. Estas piezas ingeniadas por la agencia Lowe/SSP3 llevan tres años haciéndose y pretenden sensibilizar a quienes generalmente pasan esta fecha en medio de la manigua con un fusil en la mano. La navidad es una época emotiva, incluso para los guerrilleros, pues las cifran han demostrado que diciembre es el mes con mayor índice de desmovilización del año.

El primer proyecto fue la Operación Navidad, que se organizó en la base militar de la F.U.D.R.A (Fuerza de Despliegue Rápido) en la Macarena (Meta), región donde se calcula se encuentra concentrado el 52% porciento de la guerrilla. Dos helicópteros Black Hawk cargados con dos mil luces navideñas y 140 soldados de contra guerrilla fueron transportados hasta la selva en busca de un árbol. El elegido fue uno de 25 metros que rodearon de luces  y le instalaron sensores de movimiento para que al pasar se activaran sus bombillos revelando un mensaje que decía: “Si la navidad pudo llegar hasta la selva, usted también puede llegar hasta su casa. Desmovilícese. En Navidad todo es posible.” El ejercicio resultó efectivo, entonces nueve árboles más fueron adornados para promover la desmovilización en distintas zonas del país. Gracias a esta campaña 331 hombres dejaron las armas en esa navidad del año 2010, la cual lamentablemente sería la última para el capitán del Ejército Juan Manuel Valdez, el coordinador de Operación Navidadquien cayó en combate en marzo del año siguiente.

En 2011 vino Operación Ríos de Luz, una campaña hecha en las aguas de La Macarena y el Catatumbo. Ambos ríos sirvieron como canales para llevar los mensajes que los colombianos le escribieron a los guerrilleros motivándolos a salir de la clandestinidad y a pasar la navidad en sus casas. Las emisoras locales invitaban a los familiares de los guerrilleros a enviar cartas y regalos de navidad. Juguetes, peluches y casi 7000 mensajes escritos a mano fueron enviados en gigantes bolas luminosas desde las compuertas acuáticas de la selva, a cuatro kilómetros de distancia de dónde se suponía comenzaba la zona de dominio guerrillero. Estas capsulas depositadas en el río y también lanzadas desde helicópteros, iluminaron el camino de regreso a 180 desmovilizados quienes aparecían cada seis horas en los batallones para entregar sus armas. Esta iniciativa surgió después de varias charlas con exguerrilleros en las que se evidenció que los ríos son sus principales vías de comunicación. “Los ríos son las autopistas de la selva”, habría dicho Abel Pedraza, exintegrante de las Farc durante 28 años.

El año pasado se llevó a cabo la Operación Belén, una campaña que pretendía guiar a los guerrilleros en su camino hacia la libertad a través de pequeñas luces de LED, pancartas instaladas en la selva que brillaban en la oscuridad con un anunció que decía “Siga la luz. En Navidad todo es posible. Desmovilícese”, además de stickers pegados en los paquetes de comida que durante la noche reflejaban el mismo mensaje. Estos objetos buscaban servir de linterna y guiar el camino hasta una luz que se proyectaba en el cielo desde potentes reflectores instalados en los cascos urbanos de La Macarena (Meta), Puerto Asís (Putumayo), Toribío (Cauca), Hacarí (Norte de Santander), El Paujil (Caquetá). A los puntos de encuentro con el Ejército llegarían 170 exguerrilleros para dejar de lado la lucha armada.

Aparte de las anteriores, el Ministerio de Defensa ha hecho otras campañas promoviendo la desmovilización. La agencia BBD desarrolló una estrategia a finales del 2009 dirigida a las guerrilleras embarazadas. Esta iniciativa buscaba decirle a las mujeres que sí era posible ser mamás, teniendo en cuenta que dentro de la guerrilla está prohibido dar a luz y son obligadas a abortar en la selva. Por eso 72 soldados, desde siete helicópteros y tres aviones, lanzaron siete mil chupos con etiquetas que decían “Si usted hace parte de las Farc, su hijo no nacerá para gozar de algo tan simple como esto”. Seis bebés fueron salvados y 68 mujeres regresaron a la legalidad a raíz de esta campaña realizada dos veces por semana durante cuatro meses consecutivos.

Hace poco en la vereda Chirriadero del municipio de Suárez (Cauca) hubo una lluvia de balones en los que Falcao, James Rodríguez y todo el equipo de la Selección Colombia le escribieron a los guerrilleros volver a jugar con la sociedad civil. Así mismo, durante la Operación Odiseo, enfocada en la desmovilización de los anillos de seguridad de Alfonso Cano, utilizó un potente equipo de sonido instalado en un helicóptero para sobrevolar la zona con música y mensajes radiales, además de lanzar los balones de fútbol. La campaña para la navidad de este 2013, será una sorpresa que tal vez desmovilizará a los guerrilleros rasos que no saben el futuro que están negociando sus superiores en La Habana.

Por:  | diciembre 03, 2013

http://www.las2orillas.co/estas-campanas-navidenas-han-logrado-mas-de-700-guerrilleros-hayan-dejado-las-armas/

Share This Post