La Leyenda de la Laguna de la Cocha

Foto : ExperienciaColombia.com
Foto : ExperienciaColombia.com
Apartes del libro PAGINAS SUELTAS DE UN MAESTRO
de GERARDO FRANCO SANCHEZ NARVAEZ.
Gerardo Franco Sánchez Narváez
Gerardo Franco Sánchez Narváez

En una escuelita del caserío del Encano junto a la laguna de la Cocha fue nombrada una maestra mediante Resolución No 8 de 1941 firmada por Fray Gaspar –  Obispo, como Inspector general escolar y su Secretario Rufino Calvache B.

Esta maestra de mediana estatura, contextura delgada, ojos vivaces, nariz aguileña, con unos anteojos de lentes gruesos que caían sobre la punta de la misma, bregaba porque sus estudiantes hagan la diferencia entre cuento y leyenda. Para ello citó a una señora ochentona oriunda del lugar para que expresara lo que conocía de la laguna. Doña Merenciana dijo: Contadas gotas de agua se desprendían de árboles, líquenes y frailejones que más abajo formaban un riachuelo de aguas limpias que atravesaba un pequeño valle de tierras fértiles rodeado por montañas.

Una pareja de enamorados había resuelto casarse y después de pasar algunos días en casa de la mamá de la novia, resolvieron con la ayuda de los familiares construir un rancho en la orilla del riachuelo, a donde se podía llegar sin mayores dificultades. Allí vivieron felices por largo tiempo. Juan dedicado a las labores agrícolas, abriendo tierra, formando surcos, sembrando maíz, papa, cebolla y repollos. Domitila a los oficios domésticos, cocinar, lavar ropa, barrer la casa y dar de comer a dos perros que les habían regalado. Cada domingo día de mercado se colocaban los mejores vestidos y salían al poblado a oir misa, hacer compras y saludar en la tarde a los amigos, a veces al calor de unos aguardientes en la única cantina que existía. Determinado día pasó junto a la casa un joven leñador que entabló conversación con Domitila, quedando prendado de ella. La visitó gran número de veces logrando enamorarla y llegar a la intimidad.

Este domingo que cuento era especial porque se celebraba con actos culturales y religiosos la fiesta de la patrona del pueblo, razón por lo cual Domitila se estrenara la blusa roja con flores amarillas, el follado de terciopelo vino tinto con fajón blanco y las alpargatas bordadas. Se maquilló con gran cuidado y el pelo lo recogió en trenzas rematadas por sendos lazos de seda verde, quedando una esplendorosa campesina de ojos negros. El se puso pantalón de género, sobre la camisa la ruana de lana de oveja que la tenía bajo la almohada, botas a media caña y sombrero de paja toquilla. Así llegaron atrasados a la procesión que hacían los parroquianos con la imagen de la Virgen logrando colocarse en la fila e ingresar a la Iglesia. Por la tarde Juan se quedó tomando aguardiente con unos familiares y ella marchó hacia la vivienda llevando colgada del hombro una mochila que contenía una panela, un kilo de arroz, dos de azucar y 20 panes, y de la mano derecha una botella de kerosene que los alumbraba durante la noche.

Gran satisfacción le causó la presencia del leñador que la esperaba en el patio de la casa, se abrazaron, se besaron y entraron a la alcoba por la cocina. En otras oportunidades Juan llegaba a dormir tarde de la noche. Esta vez resolvió volver mas temprano, se despidió de sus amigos y se fue a la casa encontrando a Domitila en brazos del amante.

Juan enfurecido tomó un machete, mató a Domitila y al leñador. Inmediata-
mente para tapar el pecado el riachuelo se convirtió en laguna y sus aguas cubrieron los cadáveres de Domitila y el leñador, el de Juan que se ahogó y la vivienda donde sucedieron los hechos, logrando salvarse los canes que salieron corriendo y se convirtieron en dos rocas gemelas que se observa en las alturas al lado izquierdo de la carretera que conduce a Pasto.

Luego la maestra Pepita se dirigió cariñosamente a los estudiantes diciéndoles: eso es una leyenda porque es un relato de sucesos fabulosos que se transmiten por tradición oral o escrita mientras que el cuento es producto de la imaginación, es la relación de un suceso inventado especialmente para divertir a los niños. De tal suerte que mañana cada quien me relata un cuento para divertirnos.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

2 Respuestas a "La Leyenda de la Laguna de la Cocha"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar