‘El balón está en manos de los campesinos’: Ministro Carrillo

130629 ministro_del_interior

La poca voluntad de negociación de los voceros de los campesinos, según el ministro del Interior Fernando Carrillo, impidió que se llegara a un acuerdo para levantar los bloqueos y el paro que se adelanta en el Catatumbo desde hace más de dos semanas.

Según Carrillo, los delegados del presidente Juan Manuel Santos llegaron ayer a Tibú con un amplio paquete de medidas y de recursos para cumplir las exigencias de la comunidad de esa zona de Norte de Santander, pero ni siquiera lograron socializarlo en su totalidad, pues los voceros de los labriegos manejan una agenda rígida, centrada en el tema de la declaratoria de Zona de Reserva Campesina, de la cual exigieron su inmediata aprobación.

La presencia del funcionario fue una de las novedades del segundo día de diálogo. Carrillo conversó con varios de los 200 líderes campesinos que asistieron al aula múltiple del Colegio Francisco José de Caldas, de Tibú.

“Llegamos con un paquete de recursos inmediatos por $120.000 millones y casi que ni nos dejaron hablar de eso. Ellos centraron todo en una discusión sobre la metodología y sobre la Zona de Reserva Campesina, frente a lo cual les ofrecimos seguir con el trámite en el Incoder y cumplir con la ley, pues esta declaratoria requiere de una serie de pasos y de consultas previas que deben surtirse antes de tomar una decisión”, declaró el ministro a La Opinión.

Un punto importante dentro de las propuestas del Gobierno tiene que ver con la destinación de $52.000 millones para subsidios a los campesinos para hacer frente al programa de erradicación de cultivos ilícitos, una de las peticiones en las que más han insistido los manifestantes desde que se iniciaron las protestas y movilizaciones.

“Nos pidieron incorporar en un documento el compromiso del Gobierno de declarar la Zona de Reserva Campesina, cuando ellos no cumplieron con todos los requisitos que esa declaratoria implica”, aseguró el ministro.

Ese asunto fue el primero en entrar a discutirse al ser expuesta oficialmente ayer en la mesa.

El ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán hizo referencia principalmente a la sentencia de la Corte Constitucional la cual señala que para la declaratoria de ZRC se debe hacer una consulta previa a las comunidades indígenas que existen en la zona.

DISPOSICIÓN AL DIÁLOGO 

En concepto del ministro Carrillo, ayer hubo avances importantes en la medida en que se pudo incluir en la agenda de trabajo temas que habían pedido los campesinos como el plan de desarrollo alternativo de erradicación, que incluye apoyos económicos a las familias, procesos productivos y, además, el compromiso de que todos los recursos del Conpes del Catatumbo se giraran rápidamente.

“Nos comprometimos a ejecutar esos proyectos de inversión inmediatamente. Si sumamos los recursos del Conpes al paquete de $120.000 millones que se presentó, estamos hablando de unos $300.000 millones, suma muy interesante en el corto plazo, pues el DPS tiene una gran capacidad de ejecución de recursos”.

Ante este panorama, el diálogo sigue abierto. Sin embargo el ministro aseguró que “el balón está en manos de ellos (los campesinos)”.

Otros funcionarios del Gobierno aseguraron que muchos de los que hicieron presencia en el lugar donde se adelantaban las conversaciones, manifestaron su deseo de levantar el paro, de concluir las protestas y de regresar a sus hogares, para lo cual se les ofrecieron viáticos y seguridad para el retorno.

Ayer se habló en Tibú de una manifestación que estarían preparando los campesinos para el domingo, bajo el lema Catatumbo resiste. Sin embargo, ningún representante de los campesinos la confirmó.

SIN ACUERDO 

En las deliberaciones de ayer, el Consejero para el Diálogo Social, Luis Eduardo Garzón, insistió en varias oportunidades sobre la necesidad de que se levantara la protesta y el bloqueo de vías.

“Hay garantes, pero les pedimos que levanten el paro”, se le escuchó decir, pero sin embargo no se llegó a ningún acuerdo.

A las 8:30 de la noche, sin dar aviso a los asistentes ni a la prensa, la comisión del Gobierno Nacional se retiró de la Institución Educativa Francisco José de Caldas.

En una intervención radial del obispo de la Diócesis de Tibú, monseñor Omar Alberto Sánchez Cubillos, la comunidad conoció que la mesa de interlocución y acuerdo fue suspendida y no se fijó nueva fecha de continuar con el proceso.

El prelado observó que una de las causas de esa situación fue el desacuerdo que tuvieron las partes durante el desarrollo de la jornada que se cumplió ayer.

“Lamento que esta situación se haya presentado porque volvemos a empezar de cero”, expresó.

Invitó a las partes a retomar los diálogos para buscarle una salida a esta situación que hoy completa 19 días.

Mientras el obispo daba ese mensaje radial, delegados de Ascamcat y los campesinos se volvieron a reunir en el aula múltiple del colegio tibuyano.

Con un viva a la creación de la reserva campesina se retiraron del lugar. Afuera abordaron varios buses y otros vehículos que los llevaron hasta el caserío de la vereda La Cuatro sobre la vía Tibú – Cúcuta.

Zona de reserva campesina del Catatumbo 

La zona de reserva que se ha planteado para esta región de Norte de Santander estaría conformada por 365.000 hectáreas, 7 municipios y 326 veredas.

El área de la iniciativa abarca a El Carmen, Convención, Hacarí, San Calixto, Teorama, El Tarra y Tibú.

La propuesta contempla un Plan de Desarrollo Sostenible avalado en $600.000 millones y estructurado sobre la base de los siguientes componentes:

Infraestructura: vías de acceso, alcantarillado y acueducto para los siete municipios.

Proyectos productivos: la Asociación tiene la idea de impulsar con fuerza los proyectos de cacao, plátano y fríjol. Así mismo, la ganadería bovina y bufalina con doble propósito.

Salud y educación: mejoramiento de las condiciones para la atención de pacientes y la formación de los niños y jóvenes de la zona.

Plan de manejo ambiental y territorial: compromiso del campesinado con la protección del medio ambiente, teniendo en cuenta que parte de la zona está ubicada en medio de una reserva forestal.

Protección de derechos humanos: plantean la identificación del campesinado frente a la vulneración de sus derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario. Así mismo, que se impulsen iniciativas de diálogo que ayuden a superar el conflicto armado que golpea a la región.

¿Qué son las Zonas de Reserva Campesina (ZRC)? 

Son una figura de ordenamiento territorial creada por la Ley 160 de 1994 que busca entregarles a campesinos de escasos recursos tierras que son del Estado y que no se están aprovechando. Lo que se busca es que agrupaciones de campesinos vivan y trabajen en ellas y que cada uno sea propietario de un terreno dentro de la ZRC.

¿Cuántas ZRC hay en el país? 

En este momento hay seis ZRC en Colombia: en Calamar (Guaviare), Cabrera (Cundinamarca), El Pato (Caquetá), el sur de Bolívar, el valle del Río Cimitarra (Antioquia y Bolívar) y en el alto Cuembí y Comandante (Putumayo). El gobierno de Álvaro Uribe suspendió la existencia de la ZRC del valle del Río Cimitarra (ACVC). Estas suman 830.000 hectáreas y allí viven cerca de 75.000 personas. Existen varias solicitudes de creación de ZRC que esperan la aprobación del Incoder.

¿Qué se requiere para crear una ZRC? 

Los campesinos deben organizarse y diseñar un plan de desarrollo en el que establezcan la manera en la que lograrán vivir allí dignamente, cómo se sostendrán económicamente y cómo garantizarán sus necesidades de servicios básicos. El Estado tiene que darles el apoyo que necesiten para que tengan infraestructura, salud, alcantarillado, energía, en fin, todo lo que les permita estar bien.

Fuente : http://www.eluniversal.com.co/cartagena/nacional/el-balon-esta-en-manos-de-los-campesinos-ministro-carrillo-124762

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Una respuesta a "‘El balón está en manos de los campesinos’: Ministro Carrillo"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar