En Medellín – La noche blanca marchó en solidaridad por las víctimas de la violencia

150310 noche blanca medellin

ElColombiano

Representantes de ocho credos del mundo, indígenas, organizaciones barriales, funcionarios de la administración y familiares de las víctimas marcharon este jueves por las calles del centro de Medellín, en la llamada Noche Blanca, que la alcaldía de Medellín espera institucionalizar todos los meses de mayo.

Vestidos con camisetas blancas y con una vela encendida en sus manos, unas 2.000 mil personas salieron, pasadas las 7:00 de la noche del parque San Antonio hasta la Plaza de La Libertad, en el centro administrativo La Alpujarra, donde asistieron a un acto ecuménico y cultural, cuyo epicentro fue la reconciliación y el amor por la vida.

En esta ceremonia participaron taitas de las comunidades indígenas amazónicas, sacerdotes, imanes, rabinos, pastores y obispos, de religiones como la islámica, hinduista, yoguis de tradición silvahana, judía, budista zen, anglicana, católica y evangélica, así como la asociación de unidad de ateísmo, quienes desde sus creencias lanzaron mensajes de solidaridad y esperanza para las víctimas de la violencia y el desplazamiento en la ciudad y el departamento de Antioquia.

El alcalde de Medellín, Aníbal Gaviria Correa, dijo que este sólo era el inicio de las noches blancas, como medio de exaltación de la vida.

Agregó que en el futuro espera que tome mayor dinámica y así poder realizar las noches blancas en mayo de 2014 y 2015, y se convierta con el tiempo en un ícono de la ciudad, como ocurrió con el Desfile de Silleteros.

“Espero que hoy ustedes sean los pioneros y los multiplicadores de una marcha que recuerda la de La sal, de Mahatma Gandhi, en la India; la de Selma a Montgomery, en Alabama, y la de Mather Luther King, en Estados Unidos, como también la del municipio de Caicedo (Occidente de Antioquia) de Guillermo y Gilberto”.

En opinión de Juan Mosquera, director de Mayo por la Vida, una de las entidades organizadoras de este homenaje a las víctimas y, en especial de los desplazados, la asistencia de un número tan importante de personas es gratificante, ya que la idea la empezaron a promover hace menos de 10 días. Sin embargo, destacó, “no nos importa cuántas personas marcharon, sino la forma como lo hicieron, tan convencidas del mensaje que se quería lanzar en torno a la vida, el perdón y la reconciliación”.

Raúl Vásquez, del Colectivo de Ciclas, dijo que aunque él reside en el barrio Carlos E. Restrepo, donde no se ha sentido con tanto rigor la violencia que desangra las comunas de Medellín, marchó para recordar a sus amigos el exgobernador de Antioquia Guillermo Gaviria y su asesor de Paz Gilberto Echeverri, ya que él también asistió a la caminata pacífica que ellos prepararon hasta el municipio de Caicedo para exigirles a las Farc respeto a la sociedad civil.

“Lastimosamente yo iba retrasado y todo fue tan rápido que ni cuenta me di cuando los secuestraron los guerrilleros, porque, de lo contrario, a mí también me hubieran tenido que haber llevado, porque en ningún momento los hubiera dejado ir solos por el aprecio que les tenía. Ese día las Farc no quisieron escuchar los clamores de la Noviolencia. Ahora que están en La Habana espero que abran sus oídos y escuchen al país y dejen las armas, porque me gustaría saborear una paz que en mis años de vida nunca ha tenido Colombia”, afirmó este hombre.

Taita Hipolito Muchavisoy. Foto : http://fundacion-kuri-pukuska.jimdo.com/
Taita Hipolito Muchavisoy. Foto : http://fundacion-kuri-pukuska.jimdo.com/

El taita Hipólito Muchavisoy, de la comunidad indígena inga, del medio Putumayo, en límites de Colombia con Ecuador, destacó que viajó con sus esposa 20 horas para asistir a la marcha. Enfatizó que lo hizo por la importancia que tiene para su etnia la palabra paz y para acompañar a los medellinenses en el propósito de lograr la tranquilidad.

Kelly Joana Bustamante, del colectivo Multiplicadores de Convivencia de la Secretaría de Gobierno de Medellín y residente en el barrio Enciso Los Mangos, del oriente de Medellín, a quien la violencia le quitó a la abuela, un hermano y un tío, comentó que caminaba como una manifestación de perdón y reconciliación con quienes le habían causado tanto dolor y sufrimiento.

El acto concluyó hacia las 10 de la noche con la intervención de los grupos musicales, representantes de las comunas de Medellín, Sonbatá y Canecas Boys.

Fuente : http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/la_noche_blanca_marcho_en_solidaridad_por_las_victimas_de_la_violencia/la_noche_blanca_marcho_en_solidaridad_por_las_victimas_de_la_violencia.asp

 


Share This Post