Hagamos de la política un espacio de encuentro

HR Guillermo Rivera - SemanaEl título de esta columna, en principio, no resulta ser una invitación novedosa porque la escribe alguien cuya actividad es justamente hacer política. Sin embargo, vale la pena ahondar un poco en el significado de lo que significa hacer política. Voy a intentarlo en los términos siguientes:

Variadas son las interpretaciones sobre el significado de la palabra “política”, pero creo que todos estamos de acuerdo en que ella se refiere a los asuntos de interés colectivo, o de interés público, es decir aquello que trascienden la esfera estrictamente privada de los ciudadanos. Así las cosas, hacer política es actuar en favor de los intereses colectivos, y para nuestro caso se trata de los intereses colectivos de los putumayenses, entendiendo por Putumayenses quienes nacimos aquí y quienes nacieron en otro lugar pero habitan en el departamento.

Por lo tanto, hacer política es trabajar en procura de satisfacer las expectativas de mejorar las condiciones que debe proveer el Estado para que cada uno de los ciudadanos que residen en el Putumayo puedan, a su vez, vivir mejor.

Una carretera pavimentada ayuda a que exista un mayor intercambio comercial que a su vez puede generar más empleos; una disminución del precio del combustible permite un mayor ahorro en el presupuesto familiar para ser destinado a una mejor alimentación, o una mejor educación; la construcción de un hospital moderno y de un mayor nivel de atención garantiza una atención de mayor calidad y oportunidad cuando una persona padezca una afectación de su salud; la indemnización de una víctima permite que ella o él puedan aliviar sus deudas, pagar las matrículas de sus hijos, etc……

La anterior, que resulta ser una explicación obvia, que seguramente los lectores ya conocían, da pie para una reflexión adicional: realmente hacemos política?

Podríamos decir que si porque las principales preocupaciones de los ciudadanos cuando deciden por quien votar corresponden a los asuntos relevantes para la comunidad pero también hay que decir que ese tipo de evaluaciones -las de los intereses colectivos- brillan por su ausencia en el imaginario de algunos ciudadanos cuyos elementos de juicio a veces se agotan en indagar sobre cual es el partido al que pertenecen los candidatos, o si elegir un congresista puede poner en riesgo su aspiración futura a ser gobernador o alcalde, o que el candidato no me ayudó o no me ha vuelto a llamar a pesar de que recibió el voto y el trabajo electoral en el pasado.

Los argumentos atrás escritos son legítimos porque surgen de la condición humana de la que no escapa nadie, y justamente por eso la lucha de la humanidad por construir reglas objetivas que soporten la confección de las instituciones es una batalla por lograr moderaciones al comportamiento natural de las personas tendiente a privilegiar el interés individual frente al colectivo.

Esta tensión entre el interés individual y el interés colectivo se da en todas partes y el Putumayo no es la excepción. En nuestro caso particular,entendiendo que hay personas que sienten frustradas sus legítimas aspiraciones individuales, y que pueden tener razones de peso para opinar de esa manera, queremos insistir en los propósitos colectivos que deben caracterizar la acción política.

Dicho esto, nuestra invitación es a que hagamos política, es decir a que interactuemos alrededor de ideas, argumentos y propuestas sobre el futuro colectivo de los putumayenses. Un empeño de esas características se puede hacer de frente, a nombre propio, sin necesidad de esconderse detrás de un anónimo, ni siquiera de un seudónimo, sin necesidad de considerarnos enemigos, sin necesidad de intrigar, sin necesidad de desafiarnos.

Sería muy interesante que todos los dirigentes y sus seguidores, sin excepción, y empiezo por ofrecer mi compromiso, nos pusiéramos de acuerdo en hacer de la contienda política que se avecina, un espacio de encuentro en el que la amabilidad y el respeto se constituyan en el sello característico y en el que tengan cabida todas las ideas y opiniones por opuestas que sean.

La humanidad ha inventado espacios de encuentro para expresar la alegría y el entendimiento, siempre he creído que la política debería ser uno de esos porque finalmente en ella lo que intentamos visualizar es el futuro de todos. Ojalá en el Putumayo nos atreviéramos a una utopía semejante y dejáramos de perder el tiempo enemistándonos, y a veces odiándonos, por cuenta del ejercicio de la política.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

9 Respuestas a "Hagamos de la política un espacio de encuentro"

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar