Campesinos afectados por las fumigaciones se reunieron con comisión del gobierno para indicar los daños en sus cultivos

La comunidad insiste que en áreas fumigadas fueron afectados cultivos de pan coger.

En el recinto de la Asamblea Departamental, y ante la solicitud realizada por el Representante Guillermo Rivera, el presidente Juan Manuel Santos ordeno de manera inmediata que se desplazara a Mocoa con el fin de escuchar las versiones de los campesinos afectados y buscar soluciones rápidas.

La comisión inicialmente estaba a cargo del Sr. General Roberto León Riaño, quien a último momento no pudo asistir, y en su defecto tomó la voceria el Sr. General Luis Alberto Perez, Director de la Policía Antinarcóticos, además de un delegado de la Defensoría del Pueblo y un delegado de la Embajada de Estados Unidos para el caso de antinarcóticos.

La reunión se inició con la exposición de motivos que llevó a que el Representante Rivera presentara su voz de protesta por este atropello cometido a las comunidades campesinas del Putumayo que se vieron afectadas por la fumigación indiscriminada de cultivos de pan coger, entre los cuales se encuentran cientos de hectáreas de cultivos apoyados por diferentes entidades gubernamentales como alternativas de desarrollo y evitar que los campesinos continúen sembrando coca.

Luego de la intervención del Representante Rivera, también se dio la intervención del Representante Fernando Ochoa, quien a su vez reiteró que se ve necesario que estos debates tambien se den en los recintos de la cámara de representantes con el fin de apoyar al máximo los programas de sustitución de cultivos y evitar al máximo este tipo de errores que acaban con las ilusiones de los campesinos que ponen su empeño en sacar adelante sus parcelas.

A su vez, el director de la Policía Antinarcóticos,  Mayor General Pérez, informó que por parte de la Policía se realizará una verificación exhaustiva de los predios afectados para determinar si hubo error y si es del caso, realizar las gestiones necesarias con el fin de indemnizar a los campesinos afectados en un máximo de 30 dias.

Luego, vinieron las intervenciones de los campesinos afectados, quienes con muestras de los cultivos afectados reiteraron las denuncias radicadas en fechas anteriores y solicitaron una pronta solución, ya que en algunos casos estaban próximos a recoger cosechas y con esto pagar los créditos solicitados a los bancos, pero ahora, con sus cosechas devastadas por las fumigaciones, se encuentran muy preocupados y a los bancos no les interesa la situación actual, ellos proceden a realizar los respectivos cobros de los créditos.


Share This Post