Nueva temporada

El pasado personal y colectivo incide en la decisión de abstenerse o en las preferencias electorales.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

7 Respuestas a "Nueva temporada"

  1. ubuntu   2 septiembre, 2011 at 11:08 AM
    otra ves con la reeleccion tenemos a los mismos pescadores de siempre con sus mismas carnadas y ayudantes.
    ya es hora que despertemos y cambiemos esto. votemos todos en blanco a ver que pasa.
    • elkin   5 septiembre, 2011 at 12:16 PM
      NO pasa nada, es lógico….no votemos a ver que pasa? cual seria la reacción cuando un esclavo se libera?………
  2. YAKOMEN   30 agosto, 2011 at 11:54 AM
    Lo mas triste de todo esto es que existen individuos que hacen procelitismo y convencen a los mas desfavorecidos, a esos que por yuca y platano nos involucran en administraciones funestas, como las que siempre hemos padecido. Se deberia fiscalizar a esos personajes que con amenazas y o promesas convencen a esa turba desesperada y que solo buscan su macabro beneficio personal. A la verdadera critica les digo que si no nos unimos de una vez por todas sin color politico sino mas con el animo de ver y traer el progreso a nuestro departamento, esta cayendo la tarde. Nuestra sociedad esta siendo victima del engaño y estamos en garras de la ignorancia que trae violencia.
  3. aliocha   30 agosto, 2011 at 10:45 AM
    Hace muchos años los partidos ponían en esos anzuelos había buena carnada: carretera a Pitalito, energía eléctrica (interconexión o microcentral), departamentalización, agua potable. Después colocaron en esos anzuelos cemento, eternit y aguardiente. Desde hace algunos años sólo ponen un tamal o un pedazo de carne con yuca. Y no es por falta de plata, a los políticos les llega plata desde muchas fuentes (departamentales, particulares, legales e ilegales), y estos descarados sólo invierten un poquito y el resto se lo guardan. Por un pedazo de carne y una yuca vendemos la democracia y le entregamos un cheque en blanco a una rosca para que siga robandose al Putumayo.
  4. elkin   29 agosto, 2011 at 7:28 PM
    La costumbre de anzuelo atrapa pez es difícil de cambiar, por que es COSTUMBRE Y ES YA UNA CULTURA DEL PUEBLO, lo que indica que la cultura es ya no pensar por si mismo, ir tras el montón, ser pez muerto que se lo lleva la corriente, por que es DEMOCRACIA! así roben etc…la emoción de ser parte de este sistema bélico capitalista y que nos den democracia y una bandera que izar nos hace sentir orgullosos y seguimos de calmante en calmante, ignorando tantos sueños e ilusiones en una urna donde sabemos no caben tantos…CLARO QUE LA HISTORIA SE REPITE PARA QUE CUENTAN LOS VOTOS SI EL RESULTADO NO ALTERA EL PRODUCTO FINAL, DÍGANME CUANDO NO SE HA REPETIDO LA HISTORIA?
  5. LAUTARO   27 agosto, 2011 at 1:26 PM
    Pienso que existe una gran masa crítica en el putumayo que está pensando mucho en las preferencias que oportuna esta caricatura que expresa como están las cosas en materia política. Nos invita a la reflexión y nos sintetiza la realidad d…e la voracidad de los partidos tradicionales. Nos ilustra claramente que el objetivo prioritario de estos pescadores de votos es su ansia de poder que es tan fuerte que no se dan cuenta que las cosas han cambiado y que la masa crítica no se va a dejar arponar como en el pasado. Así como están las cosas pueden suceder muchas sorpresas en las próximas elecciones y si la intención de la caricatura fue generar opinión estoy convencido de que serán muchas y en ellas estarán explicitas más de una razón o por lo menos atreves de esa reflexión crítica los jóvenes tendrán sus criterios como coraza para no dejarse arponear de la locura que viene en camino desaforada desconociendo las luchas sociales de los verdaderos pescadores de ilusiones y de sueños.
  6. mateo   27 agosto, 2011 at 12:46 PM
    ¿Será que esta vez habrá la subienda de otros años? ¿Se dejará harponear el pueblo, atraído por las aguas del fanatismo y por el oropel de los falsos dirigentes? Hay mucha frustración, mucha desilusión, y en la tarima de los candidatos no vemos al que resucite la esperanza. Otra vez los mismos con las mismas mañas.

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar