Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

Exitosa reintroducción de fauna silvestre en el Centro Experimental Amazónico

Una manada de 40 primates de la especie Saimiri sciureus (mico soldado) vive y se desarrolla libremente en el bosque del Centro Experimental Amazónico CEA de CORPOAMAZONIA ubicado en el área rural del municipio de Mocoa, departamento del Putumayo.

El tráfico ilegal de especímenes silvestres es considerado a nivel mundial como una de las principales causas de disminución de las poblaciones naturales y una de las actividades ilícitas que mayores sumas de dinero moviliza anualmente. (Juan Mayr Maldonado ex Ministro del Medio Ambiente). A nivel mundial el tráfico de animales vivos o muertos y los subproductos representan 20.000 millones de dólares al año (WWF). El tráfico de especies silvestres ocupa el tercer puesto entre los negocios ilegales más lucrativos del mundo, después del narcotráfico y el tráfico de armas.

A nivel global 2.300 especies de animales están amenazadas por el tráfico ilegal; la explotación de la fauna silvestre en Colombia desde el siglo pasado ha generado un fuerte impacto sobre las poblaciones naturales, particularmente sobre aquellas con una alta demanda en los mercados mundiales, al punto de que varias de ellas estuvieron al borde de la extinción.

Actualmente en Colombia 119 especies tienen grado de amenaza de acuerdo con los registros consignados en el Libro Rojo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza UICN (1996). Por otra parte, la Convención Internacional sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES) incluye en sus listados a 447 especies colombianas distribuidas así: 49 especies en el Apéndice I, 380 especies en el Apéndice II y 18 especies en el Apéndice III. Esto es un evidente deterioro del recurso fauna.

Estos preocupantes niveles de explotación irracional sobre algunas especies han motivado a las entidades encargadas de realizar control sobre los recursos naturales, a implementar alternativas enfocadas a la conservación de un sin número de especies que son objeto del tráfico ilegal, a la expedición de numerosas normas orientadas al control de dichas actividades y al fomento de métodos alternativos de producción con base en el principio de sostenibilidad.

En el departamento del Putumayo la explotación de la fauna silvestre se presenta por razones culturales, auto consumo, tenencia y venta de mascotas, entre otras. El tráfico ilegal de especies de fauna silvestre genera un impacto ecológico altamente negativo en el ecosistema amazónico (en el 2010 se decomisaron en el departamento del Putumayo 208 ejemplares vivos de diferentes especies), debido a que cada especie cumple una función específica en el entorno donde se desarrolla.

CORPOAMAZONIA como autoridad ambiental en el Sur de la Amazonia Colombiana, realiza actividades encaminadas a la protección y conservación de la fauna silvestre, a través del proyecto CREAS, Centro de Recepción y Rehabilitación de Animales Silvestres, en el departamento del Putumayo. Con este proyecto se avanza en la implementación de estrategias de conservación ex situ de diferentes especies de fauna silvestre decomisadas o entregadas de manera voluntaria.

Una de las especies con las cuales se ha logrado una experiencia exitosa de reintroducción al medio silvestre, es la especie Saimiri sciureus conocido comúnmente como mono ardilla o mico soldado. Esta especie tiene una alta presión de caza con fines comerciales y es utilizada en el tráfico ilegal de mascotas silvestres.

Con el Saimiri sciureus se realizó una actividad de reintroducción al medio natural, específicamente en el bosque del Centro Experimental Amazónico (CEA) de Mocoa, donde llega una gran cantidad de monos ardilla; por esta razón, Corpoamazonia estableció los protocolos de liberación y optó por la denominada liberación blanda o suave que consiste en liberar animales al medio natural pero proporcionándoles alimentación en lugares estratégicos con el fin de minimizar el contacto con los humanos y ayudarlos en el proceso de rehabilitación.

La Corporación en el año 2006 liberó inicialmente a 3 parejas de mono ardilla o mico soldado previa valoración medico biológica. Se observó el comportamiento, su grado de impronta, condición física, análisis de laboratorio (coprológico y cuadro hemático) estado nutricional y el nivel de hidratación de cada uno de los ejemplares. De la misma manera se hizo el manejo medico de estabilización, los micos fueron desparasitados y se les suministró vitaminas del complejo B, con el fin de evitar que se introduzca animales enfermos al medio natural.

Los ejemplares se liberaron en el bosque del CEA, que por sus características de bosque secundario muy húmedo tropical (100 ha aproximadamente las cuales se han convertido en un corredor de vida hacia otros ecosistemas boscosos) es un hábitat adecuado y apropiado para que la especie se desarrolle. Este mismo procedimiento se repitió con la liberación de 10 animales realizada en los años 2007 y 2008.

Actualmente los ejemplares liberados han conformado una manada de 40 monos ardilla aproximadamente, que viven y se desarrollan libremente en el bosque. Los seguimientos y observaciones realizadas muestran que los ejemplares se han reproducido; en la manada se observaron hembras en estado de gestación y los partos se produjeron sin complicaciones. También se ha verificado que no hubo mayores dificultades en la adaptación de los animales liberados con las poblaciones naturales existentes. De esta manera Corpoamazonia trabaja en la preservación de esta especie.

www.corpoamazonia.gov.co

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Compartir este artículo

Google1

Google AdSense


Es necesarios estar conectado para escribir un comentario Conectar