Develan plan de las Farc para infiltrar a indígenas en 6 departamentos

eltiempo.com

Correos de jefes guerrilleros hablan de citas con gobernadores y miembros de organizaciones.

Correos, fotografías y documentos hallados en varios computadores de jefes guerrilleros incautados en operaciones contra las Farc, seguimientos de Inteligencia y testimonios de desmovilizados hacen parte de un extenso ‘dossier’ que revela los planes de esa guerrilla para infiltrar comunidades y organizaciones indígenas en seis departamentos.

Las autoridades tienen decenas de mensajes, fechados entre el 2004 y el 2010 e intercambiados entre ‘Alfonso Cano’, ‘Joaquín Gómez’ y los abatidos ‘Raúl Reyes’ e ‘Iván Ríos’, en los que las Farc reportan intentos de acercamientos con gobernadores de cabildos y de miembros de organizaciones indígenas.

Según ese material, la guerrilla incluso designó a siete comandantes como enlaces en Cauca y Nariño. “Consideramos importante que en el Cauca los camaradas Francisco González (‘Pacho Chino’), Miguel Pascuas (‘Sargento Pascuas’), Carlos Patiño (‘Caliche’) y ‘Matías’, en comisión, queden encargados de reunirse con la Acin y el Cric, en comunicación directa con el Secretariado (…) En Nariño, los camaradas comisionados son ‘Aldemar’, ‘Gustavo’ y ‘Villano’ para que conversen a fondo”, dice un mensaje enviado por ‘Cano’ y ‘Pablo Catatumbo’ en el 2009 y que fue hallado en los PC del ‘Mono Jojoy’.

A finales del 2010, en la operación del 26 de noviembre contra alias ‘Seplín’, las autoridades hallaron instrucciones dirigidas a “darles contenido popular a las organizaciones y luchas indígenas”, así como a crear cabildos y a establecer una organización para “que integre a diferentes cabildos del Cauca”.

En otro archivo, correspondiente a los dispositivos electrónicos incautados en la operación contra alias ‘Mayerly’, el 11 de julio del 2010, se reportan encuentros con miembros de cuatro asociaciones indígenas de Tolima, Putumayo, Caquetá y Huila.

Y una de las últimas comunicaciones del abatido ‘Jerónimo Galeano’, uno de los jefes de las Farc en Valle y Tolima, fue una carta al cabildo indígena paez de Gaitania (Tolima). En ella se queja por una supuesta infiltración de informantes del Ejército entre la comunidad. “Estaban haciendo inteligencia para el régimen y son responsables del bombardeo ocurrido a fines del 2009”, dice.

En el oriente del país, alias ‘Rafael Gutiérrez’, jefe del frente 45, le reportó al bloque Oriental de las Farc supuestos encuentros con indígenas uwás, en Arauca y Boyacá. En un correo encontrado en los computadores de ‘Jojoy’ también habló de “cuatro reuniones masivas en los resguardos de Bachira y Sinsiga”, en Norte de Santander.

En un correo del 2007, ‘Raúl Reyes’ le reportó a ‘Íngrid’, de la Comisión Internacional de las Farc en Argentina, sobre “comandantes guerrilleros indígenas que hablan con las comunidades sus dialectos”.

Consultada por EL TIEMPO, la Organización Nacional Indígena de Colombia (Onic) señaló que las comunidades han sido víctimas de todos los actores armados, que reclutan y presionan a los indígenas en medio del conflicto.

El secretario de la Onic, Luis Fernando Arias, aseguró que en varias oportunidades, ante hechos de violencia, líderes de cabildos y de asociaciones han tenido contacto con estos grupos ilegales para salvaguardar la vida y territorio de sus comunidades.

“Distintos sectores han tenido que ‘interlocutar’ para proteger la vida de sus miembros, y los movimientos indígenas no son la excepción, porque estos grupos operan en territorio indígena”, dijo.

Recalcó que esos contactos no pueden ser interpretados como colaboración con los grupos armados.


Share This Post