Retos en Putumayo

diariodelsur.com.co

El departamento del Putumayo es por excelencia una de las regiones del país en las que se tienen muchas esperanzas, pues pese a que hasta la fecha ha sido explotado en un gran porcentaje es poco lo que el gobierno le ha retribuido a ese sector del país.

Por esa razón, cuando uno recorre sectores importantes de ese departamento se da cuenta que definitivamente la deuda social que tiene el Estado es inmensurable y por ello es su clase dirigente la que tiene el compromiso de hacer valer sus derechos, o si no es capaz de ello definitivamente dar un paso al costado y hacer que otros gremios o entidades puedan hacer un mejor trabajo.

Lo anterior porque cuando uno recorre ese departamento se encuentra con grandes valores y, sobre todo, porque hay gente y dirigentes que desde su silencio pueden hacer muchas cosas para que ese departamento pueda salir adelante.

Uno no entiende que obras como la pavimentación de la vía entre Santiago y El Encano, que en el gobierno de Alvaro Uribe Vélez se la daba como un hecho, hoy se encuentre a medias, incluso siete kilómetros que faltan en la parte alta del mismo han quedado a medias, por lo tanto se necesita que la misma sea terminada con urgencia.

Y digo lo anterior porque es sabido que si existe un potencial económico, de turismo, de producción y hasta de don de gentes, es precisamente ese departamento y que con sectores como el alto Putumayo sirven para que en el futuro se puedan concretar muchos aspectos de desarrollo de esta vasta región del sur del país.

¿Qué pasa entonces con los compromisos que se habían hecho en el anterior gobierno?, es la pregunta que surge en la actualidad y por esa razón el más ciego de los putumayenses se puede dar cuenta que la dirigencia está hoy quedándose corta para exigirle al actual gobierno que asuma los compromisos con responsabilidad y que las obras que se dejaron a medio camino al finalizar la administración se cumplan en su totalidad.

Recordamos entonces con nostalgia la actividad en el Congreso de la República, por ejemplo, que en su momento adelantaba el dirigente Orlando Guerra, quien, incluso algunos sectores llegaron a considerar como temático, cuando se refería al sector de las vías, pues era de los que consideraba que este campo era fundamental para el desarrollo de esa región.

Hoy vemos que a congresistas como Guillermo Rivera o el mismo Luis Fernando Ochoa poco les interesa un factor predominante para el desarrollo, como el de las carreteras y mucho menos cuando estas se encuentran en regiones que parecen tener poca importancia, al menos para ellos, como la del Alto Putumayo.

Más responsabilidad, más dedicación y más sentido de pertenencia por su región, es la exclamación urgente que hoy hacen los habitantes del departamento, pues creen, y así es, que los congresistas que se dicen ser los voceros del pueblo en esta circunstancia tienen que cumplir a cabalidad con estos objetivos, pues de lo contrario se quedarán muchas obras que se iniciaron con bombos y platillos a medio camino y el Putumayo, una región a la que la nación le debe mucho, tenga que quedarse muchos años esperando que se elijan dirigentes que de verdad sientan el orgullo de la selva del sur, sea entonces cuando se cristalicen obras para el desarrollo regional de ese departamento sureño.

Rodolfo Pantoja Pantoja

Share This Post