Puerto Asís (Putumayo) despide al nieto del Alcalde

eltiempo.com –

La noche del viernes, en medio de unos 40 soldados y 15 policías, era velado Diego Sánchez Toro, el nieto de Mauro Toro, el alcalde de Puerto Asís.

El menor, quien el sábado cumpliría 17 años, murió por el impacto de una bomba colocada en la puerta de su casa.

“Una cortina espiritual debió proteger a mi hija y a mis otras dos nietas porque, pese a la cantidad de disparos que se suscitaron después, no les pasó nada”, decía anoche, en medio del llanto, el alcalde de Puerto Asís.

Cerca de 10 hombres armados, después de colocar la bomba, comenzaron a disparar en forma indiscriminada contra la vivienda del barrio La Colina donde reside Sandra Elena Toro, la hija del Alcalde.

Al momento del ataque, pasadas las 10:00 de la noche del jueves, ella se encontraba junto a su hijo de 16 años, sus hijas de 3 y 6 años, y un vecino de 14 años, quien también resultó herido. Anoche se encontraba estable.

Se contaron 80 impactos sobre la residencia. “Iban a matar a mi hija”, asegura el Alcalde.

Los investigadores no quieren descartar, por ahora, ninguna hipótesis.

“Fue la subversión, fueron las Farc, no fue delincuencia común”, dijo el general José Vicente Segura, comandante de la Región Dos de la Policía Nacional.

“Mi hija siempre ha estado amenazada. Ella tenía un escolta, pero ese escolta estuvo con ella hasta las 6:00 de la tarde. A las 10:00 de la noche le colocaron una carga explosiva en la puerta de su casa. Eso explotó y mató a mi nietecito”, relató el burgomaestre.

El alcalde Toro no descarta que este atentado tenga alguna relación con rivalidades políticas.

En medio de la tragedia recordó que en noviembre del 2007, en plena campaña política, su hijo Fernando Toro, de 32 años, desapareció y desde entonces no se ha sabido nada más de él.

“No supieron perder y me secuestraron el hijo”, dijo Toro, quien relaciona este hecho con el atentado que les costó la vida a su nieto.

Toro, de filiación liberal, permaneció escoltado toda la noche mientras transcurría el velorio. La Fuerza Pública se apostó en la periferia del barrio La Floresta donde se cumplía el duelo.

Este hecho que conmocionó a todo Puerto Asís y al país llevó a la realización de un consejo de seguridad presidido por el gobernador del Putumayo, Byron Viveros. Se ofreció una recompensa de 50 millones de pesos para quien suministre información que permita dar con los responsables del atentado y quedó restringido el porte de armas, aún con salvoconducto.

“La actitud fue perversa, iban directo a asesinar a mi hija”, insistía en decir el Alcalde Toro.

Su nieto se encontraba de vacaciones en Puerto Asís. Estudiaba ingeniería civil en la Universidad Nacional, en la sede de Manizales.

El presidente del concejo de Puerto Asís, Whilver Vélez, dijo que era un hecho lamentable porque perdió la vida una víctima inocente y anotó que resultaba prematuro anticipar cualquier móvil.

La concejala liberal María Gloria Amparo Imbajoa, del mismo partido del Alcalde, dijo que se buscaráconcertar con los 15 concejales un mensaje para pedir mayor atención sobre Puerto Asís y tratar de calmar la preocupación ciudadana.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar