Guillermo Rivera, el abogado de las víctimas

Guillermo Rivera fue quien mejoró el texto cuando llegó a la Cámara, y quien acompañó al senador Juan Fernando Cristo cuando presentó la iniciativa al Partido Liberal. Además de ser el vocero del partido en la Cámara, Rivera es un abogado que se sabe al derecho y al revés la legislación internacional sobre justicia transicional, y que puede recitar las sentencias de la Corte Constitucional que reclaman al Estado los derechos de las víctimas. “La pelea de él es que se cumplan todos los estándares internacionales en la ley”, dijo una de sus asistentes.

Rivera no es víctima como Cristo, ni piensa que ésta es la última pelea que de en el Congreso antes de retirarse. Él está haciendo carrera en este tema desde la Cámara y las batallas que le quedan son muchas. En el período pasado logró pasar la ley 1408 que crea el banco genético para las víctimas de desaparición forzada, que permite por ejemplo almacenar datos genéticos para ser contrastados con cádaveres encontrados en fosas comunes. Esta ley también la objetó Uribe, pero la Corte Constitucional la aprobó y fue sancionada.

Además de la ley de víctimas, Rivera espera que pase en segundo debate de la Cámara otro de sus proyectos, que crea la figura de la declaración de ausencia por desaparición forzada para que las familias de las víctimas de desaparición forzada puedan acceder a la asistencia humanitaria. “Los temas de derechos humanos son mi tema, por eso me encargué de esta ley de víctimas”, dijo Rivera a La Silla Vacía.

Su mayor reto ha sido pelear contra la indiferencia de sus colegas. Rivera denunció que cuando defendía el proyecto en plenaria, fue insultado por representantes; el presidente de la Cámara le pedía que terminara su intervención para discutir el proyecto de reelección; y los congresistas estaban tomando whisky en plenaria en vasos de tinto.

“Por temas de regalías todos se movilizan, o frente a un lobbista de Fenalco todos se paran, pero frente a las víctimas no. A las audiencias que hacemos con ellas nadie va, y luego sí critican que a las víctimas les estamos dando demasiado, que ya es mucho darles por ejemplo derechos funerarios”, dijo Rivera. “Uno después de escuchar tantos testimonios queda marcado, con un sentimiento de impotencia gigante. En julio asistí a la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. Vi algo que nunca había visto en Putumayo, donde la violencia uno la ve todos los días en vivo y en directo. Una pareja de hermanas había sido asesinada en el 2000, y lo que vi fue a sus hijos de 10 años recibiendo cajoncitos, pequeñas urnas con los restos de su mamá”. Esas son las historias que Rivera quiere contar y que espera que cojan fuerza en los medios para acercar a las víctimas con la opinión pública.

Rivera fue derrotado en las votaciones de Cámara en el periodo pasado, pero no lo ve como una batalla perdida. Para él, la pelea que dió por la ley de víctimas en el gobierno de Uribe sirvió para poner el tema en la agenda, para que las víctimas se volvieran tema de debate en el Congreso, para que el proyecto de ley cogiera visibilidad.

La resurección de la ley

“Yo no apoyé a Santos ni en la primera ni en la segunda vuelta, pero sí le dije a Rafael Pardo cuando ganó Santos que si él estaba dispuesto a apoyar la ley de víctimas en la Unidad Nacional, deberíamos entrar”, contó Cristo. “Yo aprendí algo en el Congreso, y es que lo que tiene el apoyo del Presidente sale porque sale”, afirmó Rivera.

Así revivió la ley de víctimas, con el respaldo del Gobierno y después de que los dos congresistas le insistieran a Rafael Pardo que debía incluir el proyecto en su campaña a la presidencia. Aunque ambos congresistas dicen que el Gobierno los ha acompañado en este mes, no dejan de estar alertas. No cuentan quiénes son los que se oponen al proyecto, “nos halan las orejas”, dijo uno de ellos. Pero tienen identificados quiénes son, saben que uno de los artículos más difíciles es el de la restitución de tierras que obligaría a los propietarios de tierras en disputa a mostrar que la compraron legalmente.

“Me parece insultante y ofensivo la posición de algunos en insistir e insistir en el famoso tema de la sostenibilidad fiscal. Porque esas mismas personas que todo el día insisten en el tema no las he escuchado nunca, los últimos tres o cuatro años, preguntarle al gobierno colombiano cuánto le ha costado a los ciudadanos de este país los subsidios de Agro Ingreso Seguro, o los subsidios a los floricultores y a los bananeros, o a los grandes terratenientes de este país”, dijo en plenaria Cristo el pasado viernes.

Y los detractores de la ley vienen de todos lados, no sólo del Congreso. “En la reparación integral de todas nuestras víctimas, que tal vez sin exageración lo hemos sido todos, queda comprometido para siempre el presupuesto del país”, escribió en su columna de El Tiempo, Fernando Londoño, director del programa radial La Hora de la Verdad. “Los cuarenta billones del Partido Liberal, que no hay de dónde sacarlos, sea dicho al paso, no alcanzarán para el contado inicial. Los ochenta billones que calculó el Ministro Zuluaga nos dejarán por allá en los años ochenta.”

Pero Zuluaga ya no es Ministro de Hacienda, y Juan Carlos Echeverry ya dijo que la plata para el proyecto estaba. La segunda pelea apenas comienza.

Oficina de Prensa HR Guillermo Rivera

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Una respuesta a "Guillermo Rivera, el abogado de las víctimas"

  1. juan carlos   9 diciembre, 2010 at 7:17 PM
    hola que cobardia…en ningun medio aparece el secuestro de doña rosalba cabezas….el atentado a don om,ar…y los policias heridos…que se ocult..se oculta la violencia y se quiere fingir una paz inexistente…quieren tapar el sol con un dedo…

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar