Construcción y rehabilitación de Transversal del Sur es un hecho

ElEspectador.com –

En menos de cinco años terminaría el calvario para los usuarios de la vía Pasto-Mocoa-San Francisco.

En cuatro años y medio el país podrá contar con una vía que no sólo mejorará la movilidad en el sur del país, sino que integrará al centro del país con Ecuador.

Con el cierre de la licitación para la construcción y rehabilitación de la Transversal del Sur (Tumaco-Pasto-Mocoa), este viernes se abre paso la solución definitiva a más de 76 años de tragedias en el denominado Trampolín de la Muerte.

El proceso licitatorio, que se abrió el 14 de abril de este año, contempla la ejecución de dos fases. La primera comprende el mejoramiento, rectificación de la vía y la pavimentación de 480 kilómetros, en los que se invertirán $400 mil millones.

La segunda etapa será la construcción de la variante de 45,6 kilómetros, que reemplazará los 78 kilómetros existentes entre San Francisco y Mocoa, sector donde está ubicado el Trampolín de la Muerte, carretera serpenteante, sin pavimentar, con un ancho de calzada de tres metros y abismos hasta de 1.500m, que en los últimos años ha causado accidentes y decenas de muertos.

Este proyecto, que será pagado totalmente por el Estado, es el más importante para el Instituto Nacional de Vías (Invías) debido a que permitirá mejorar una de las vías más peligrosas del país, un corredor que construyó el Ejército Nacional para transportar tropas durante la Guerra con el Perú, en los años 30 del siglo pasado. En este segundo tramo el Invías invertirá $450 mil millones.

De acuerdo con el cronograma establecido, la adjudicación de la licitación se realizará el próximo 22 de julio.

Invías tiene proyectado que para este proyecto se presentarán varios consorcios, integrados por las firmas de ingeniería más importantes del país, como: los hermanos Solarte, El Cóndor, Mincivil, William Vélez, Latinco, Incoequipo, Concay, El Gamo, Colpatria y ConConcreto.

Para el gerente de Grandes Proyectos del Invías, Juan Esteban Gil, la obra tiene diseños definitivos, licencia ambiental y recursos garantizados para su ejecución. Esta situación permitiría que los trabajos se inicien en septiembre de este año y estén concluidos en 2015.

Como lo explica Gil, el proyecto de construcción de la variante San Francisco-Mocoa (Putumayo) incluye 49 viaductos, que en total suman 3 kilómetros de longitud, lo cual permitirá reducir el trazado de 78 a 45,6 kilómetros y pasar el recorrido de cuatro horas a 45 minutos.

También se contemplan obras como la rehabilitación y mantenimiento de 233 kilómetros, entre Tumaco y Pasto, así como la recuperación y mejoramiento de 143 kilómetros, de los cuales 70 serán pavimentados.

Entre los beneficios sociales del proyecto está la generación de cerca de 2.000 empleos, de los cuales 1.000 serán directos.

Según el director del Instituto Nacional de Vías, Enrique Martínez, una de las condiciones del BID para la aprobación del crédito fue que la mano de obra no calificada fuera totalmente de la zona de influencia por donde pasa la vía.

De igual manera, el préstamo incluyó recursos por $30 mil millones para la reforestación de la cuenca alta del río Mocoa. Con ello se ampliará la reserva forestal de 30 mil a 65 mil hectáreas a través de 14 estrategias ambientales.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar