Tres departamentos se ‘rajaron’ en reducción de matas de coca

eltiempo.com.co –

Putumayo, Valle, Antioquia y Chocó, los que más bajaron. La erradicación manual ha sido clave para que Colombia disminuya los cultivos ilícitos. En 2009, se erradicaron 61 mil hectáreas.

Con casi 4 mil hectáreas más, Córdoba, Guaviare y Cauca tuvieron un fuerte incremento en cultivos ilícitos, según informe de ONU. Nariño es el que más coca tiene sembrada.

Córdoba, Cauca y Guaviare son los departamentos, que de acuerdo a los resultados de la última medición de Naciones Unidas, conocida por este diario, ‘perdieron el año’ en materia de reducción de cultivos de coca, pues en el 2009 tuvieron un notable aumento en el número de hectáreas sembradas con esta mata.

En Cauca, donde las Farc han concentrado sus ataques y hostigamientos en los últimos meses, las matas de coca pasaron de 5.400 a 6.100 hectáreas. El año pasado, la región también había tenido un incremento de más de mil hectáreas en el periodo 2007 – 2008.

En Guaviare aumentó de 6.629 a 8.300 hectáreas, volviendo al número que se registró en el 2005. En la anterior medición, este departamento había registrado una de las reducciones más notables con 3 mil hectáreas menos.

Y en Córdoba, según el conteo del Sistema Integrado de Medición de Cultivos de Coca (Simci) y confirmado por la Policía Antinarcóticos, la siembra pasó de 1.710 a 2.700 hectáreas en el 2009. También había tenido una leve disminución de 100 hectáreas en el conteo pasado.

De acuerdo con el informe de Naciones Unidas, que será presentado en Colombia a mediados de este mes, en el 2009 se contaron 68.025 hectáreas de coca en todo el país, lo que significó una reducción de 16 por ciento en comparación con el 2008, cuando se registraron 81.000 hectáreas.

Nariño, aunque tuvo una reducción de 3 mil hectáreas, sigue siendo la región con más coca: 16.800 hectáreas.

Pero el Simci también destaca siete departamentos que tuvieron una fuerte disminución de cultivos ilícitos. Entre ellos aparece Putumayo, que bajó de 9.600 a 5.300 hectáreas, pese a los pronósticos que señalaban que con la caída de las ‘pirámides’ las cifras se iban a disparar.

¿Por qué aumentó?

La Policía Antinarcóticos, que paralelamente realiza un conteo y erradicación de matas de coca en el país, dice que el incremento tiene una razón en cada región.

En el caso de Córdoba, no se descarta que la influencia de las bandas emergentes esté relacionada con el aumento. En esta región, de acuerdo con Antinarcóticos, el negocio lo maneja Juan de Dios Úsuga, alias ‘Giovanni’, uno de los herederos de ‘don Mario’.

Pero la Policía también dice que en Córdoba los cultivos ilícitos se han concentrado en el parque natural Paramillo, donde por su categoría no se pueden adelantar tareas de aspersión (fumigación).

Entre tanto, el fenómeno en Cauca y Guaviare -dice Antinarcóticos- está relacionado con la imposibilidad de ingresar a territorio indígena.

El jefe de erradicación de Antinarcóticos, coronel Henry Gamboa, asegura que en esos dos departamentos los grupos de erradicación han tenido problemas para entrar a arrancar las matas, ya que los indígenas argumentan que sus territorios son resguardos y para ingresar se requiere de una autorización que se debe gestionar en la Dirección de Etnias.

En Guaviare, los cultivos ilícitos están concentrados en el parque Nukak Makú, donde vive la comunidad del mismo nombre. Para ingresar a ellos también se requiere de una autorización previa.

Putumayo, Valle, Antioquia y Chocó, los que más bajaron

La reducción de más de 4 mil hectáreas de tierra sembradas con coca, en Putumayo, tiene sorprendidas a las autoridades expertas en cultivos ilícitos. Aseguran que los pronósticos apuntaban a que las cifras aumentarían debido al derrumbe de DMG y de las otras ‘pirámides’ que inundaron el departamento.

Pero, de acuerdo con las cifras preliminares del Simci, este departamento tuvo una fuerte disminución en matas de coca: pasó de 9.658 hectáreas a 5.300.

Junto a Putumayo, el informe de Naciones Unidas incluye a otros seis departamentos en la lista de los que más registraron reducción: Valle del Cauca (2.089 a 900 hectáreas), Chocó (2.794 a 950), Santander (1.791 a 950), Vaupés (557 a 350), Amazonas (836 a 277) y Magdalena (391 a 150).

En este grupo se destaca la disminución en el Valle, pues retorna al camino del descenso, aunque no alcanza las bajas cifras del 2007, cuando tuvo 453 hectáreas.

La Policía Antinarcóticos asegura que esto se debió a la fuerte labor de erradicación manual en la zona. “En el segundo periodo del 2009 concentramos a un grupo en Buenaventura, donde se arrancaron 615 hectáreas, y en todo el departamento esa labor sumó 1.170 hectáreas de tierra despejada”, dice un investigador de la Policía Antinarcóticos.

En el grupo de los que tuvieron una moderada reducción aparecen Caldas, Bolívar, Nariño, Caquetá, Meta y Antioquia. De estos, expertos aplauden los resultados de los últimos cinco, que en el 2008 estuvieron en los primeros lugares del listado de los departamentos con más coca. Además, son las regiones donde tradicionalmente se han concentrado dichos cultivos.

Investigadores de la Policía explican que en Meta (donde pasó de 5.525 a 4.100) las cifras son consecuencia de la aplicación del Programa Nacional de Consolidación, que se ha concentrado en La Macarena.

Agrega que dentro de los análisis hasta ahora realizados está la hipótesis de que debido a la presencia del Estado con este programa, los cultivadores se habrían trasladado al Guaviare, departamento fronterizo con Meta y que tuvo un fuerte incremento al pasar de 6.600 a 8.300 hectáreas.

Respecto a la reducción en Putumayo, Caquetá y Nariño se atribuye a que en los resultados del intercensal realizado por el Simci, que establece la tendencia de los cultivos, se alertó que en esas zonas había cierta concentración de cultivos ilícitos.

Ante esto, se reforzaron las labores de erradicación y aspersión.

Allí también se advertía del incremento en el Cauca, aunque en esta área el refuerzo no alcanzó a frenar la subida de los cultivos ilícitos.

Erradicación manual: 15 mil hectáreas en el 2010

En este momento las autoridades tienen concentradas las tareas de aspersión en Meta, Guaviare, Antioquia (especialmente en Caucasia), Córdoba, Nariño y la región costera del Cauca.

Al tiempo, los Grupos Móviles de Erradicación (GME) de Acción Social y los de la Policía Antinarcóticos avanzan por los departamentos de Antioquia, Nariño, Caquetá y Meta. Cifras de la Agencia Presidencial Acción Social, con corte del 31 de mayo pasado, indican que a la fecha se han erradicado manualmente 14.839 hectáreas en el país.

Se espera que este año los grupos arranquen más de 61 mil hectáreas, que fue el registro del 2009 y el cual fue inferior a la meta que el Gobierno se había fijado debido a problemas de financiamiento, según dijeron en su momento las autoridades competentes.

En lo corrido del año se han fumigado cerca de 53 mil hectáreas en el territorio nacional. Esto representa la mitad del total del 2009: 104 mil.

Investigadores de la Policía Antinarcóticos, especializados en cultivos de coca, aseguran que cada día la erradicación manual tiende a ser más dispendiosa y compleja porque los cultivadores han acudido a estrategias para esconder las siembras de coca.

“Los cultivadores buscan terrenos en áreas de difícil acceso que impide que los grupos entren a erradicar”, dice un oficial de Antinarcóticos. Agrega que los lotes sembrados son pequeños, pegados al piedemonte y con formas alargadas o curvas que impiden ser detectados.

REDACCIÓN JUSTICIA

pauang@eltiempo.com.co

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar