La política estatal del gobierno de Uribe

Por LUIS ALFONSO BASTIDAS CAMPO.

La política estatal con el gobierno de Uribe, siempre ha apuntado a el favorecimiento de los grandes monopolios internacionales, utilizando el discurso de única opción, “hay que atraer inversión extranjera” y que estos se sientan seguros en Colombia, pero miremos los 45 millones de colombianos, 30 millones están en posiciones de pocos ingresos, este ingreso es de dos salarios mínimos o menos, otro tanto esta en el rebusque.

Con todo esto, el señor Uribe en sus 8 años de gobierno a tratado de manipular y gobernar sin diferencia de poderes, pero lo más aberrante es como legislan sus congresistas adeptos, los cuales hacen leyes para proteger a los más ricos y para el pueblo muerto de hambre solo le quedan unos pocos congresistas honestos que por más que digan y propongan nunca llegaran a tener eco.

Es para todos de conocimiento popular que santos es el sucesor de Uribe, con un partido totalmente arrodillado al casi dictador colombiano, que gracias a unos pocos hombres de gran valor, se opusieron a un tercer mandato, Uribe rodeado de ministros con rabo de paja (Valencia Cosio, Gr. Naranjo, Obdulio Gaviria), espiando a las altas cortes (las chuzadas), lógicamente que en la casa de Nariño se orquesto un Fujimori y un Montesinos, para no ir más lejos podemos compararlo con Pedro páramo (obra de Juan Rulfo), un ser arrogante que con tal de lograr sus caprichos pasa por encima del que se atreva a oponerse.

Podemos decir que Colombia es un país en vía de desarrollo, no lo podemos comparar con Estados Unidos, para lograr que lleguemos a parecernos con ellos seria que Uribe nos gobernara por otro cuatrenio y nos iguale en pagar impuestos hasta por respirar, miremos como se hinchan las arcas de los bancos privados a merced del pobre ahorrador y la legislación colombiana los afianza mas, los monopolios de las comunicaciones que hacen lo que quieren con los usuarios, el peaje a motos, aumento de la edad para jubilarse, al respecto los fondos privados de pensiones son los que se llenan los bolsillos, en fin podemos seguir indefinidamente enumerado la masacre social, y todo parece que va a seguir lo mismo.

En otro panorama podemos ver como las familias privilegiadas se pelean las embajadas con un costo altísimo para el país, son billones los que se gasta el país en esta burocracia que cuando un colombiano en otro país solicita apoyo no los encuentra ni en las curvas, de cómo se entrega el dinero a los más ricos del país con beneplácito del gobierno creando un programa “agro ingreso seguro”, mientras los campesinos humildes solicitan a gritos que se los apoye y tienen que rogar para que les hagan un crédito, si en este país el que abastece la comida es el agro del campesino trabajador. El pobre debe seguir siendo pobre, si consigue volverse rico lo investigan por enriquecimiento ilícito.

Que necesitamos, que el poder legislativo, legisle para una verdadera política social, las leyes en Colombia se deben enmarcar en defensa de los 30 millones de colombianos que salen todos los días a la calle a trabajar, que los bancos no roben de frente al ahorrador, los servicios públicos no se deben privatizar, la salud debe ser total para que los menos favorecidos tengan acceso a tratamientos de alto costo, la educación pública como la universitaria debe ser impuesta en todo el país y con alto nivel de calidad, claro que para que se logre todo esto, es necesario que los grandes monopolios no financien campañas presidenciales.

Comentarios en Facebook

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Debe ingresar para enviar un comentario Ingresar